miércoles, 12 de mayo de 2010

Felicitaciones a la Sanidad Pública




Algunos que nunca saben expresarse en público; algunos si no leen una cuartilla que les han preparado, son incapaces de improvisar… algunos, sigo diciendo, estarían mejor callados cuando se empecinan en hablar por hablar y desconocen lo que dicen porque no lo han vivido ni de lejos la realidad de millones de ciudadanos. Algunos digo… producen sonrojo escucharles por lo que dicen y como lo dicen.

Ayer tuve la sensación de que todos los argumentos que acabo de exponer, se daban cita a primeras horas de la tarde.

Y me pregunto: ¿Sabrá algo, el importante señor, de cómo funcionan las urgencias en los hospitales públicos? ¿Sabrá que con suerte hay que estar mucho tiempo antes de acceder al médico? ¿Tendrá idea de lo que es una “lista de espera” para que le atienda un especialista o le hagan una intervención? Segurísimo que a este señor nunca han perdido una radiografía o unos análisis de su expediente con el engorro que supone empezar de nuevo otra vez. O que con cuatro meses de antelación le hagan las pruebas de quirófano y se queden tan tranquilos el equipo médico, sin pensar que las circunstancias del paciente durante este largo periodo pueden variar. Seguro que las salas donde ha sido recibido y hospitalizado; ninguna estaba a falta de una buena capa de pintura ni había butacas con el tejido de plástico roto. Seguro que no, que no sabe de lo que estoy hablando.

Recuerdo un primer viaje en tren que hice a Valencia en coche cama. Le pregunté al encargado que me acompañó hasta mi departamento: "¿Dónde está la ducha?" Me miró con sorna y me dijo, que había visto demasiadas películas americanas.

Pues aquí parece más de lo mismo ¿Qué idea puede tener este señor importante, de la sanidad pública? Una persona a la que se detecta un tumor y al día siguiente ya está en el quirófano operado por el médico y centro que quiere y además, parece ser, montan una película para que la intervención y estancia que han realizado en una zona privada parezca cara a la galería como pública…En fin, el desconocimiento que tiene de la realidad es total y absoluto.

Me da la sensación que este señor, al que entiendo que sí pueda y deba felicitar a la Sanidad Pública, ayer llegara a creerse que había sido tratado como cualquier paciente y que su habitación en el día de hoy, estará ocupada por un trabajador de la construcción.

Al señor importante, le diría que este mes de mayo hace un año que mi médico me envió a consulta a un dermatólogo para que me vieran y extirparan en su caso un tumor, que todo parece indicar es benigno. Pues... ¿sabe cómo está el tema? Sigo esperando. El especialista a los 9 meses me recibió y ahora sigo en lista de espera. Me pregunto: ¿Y si mi tumor es maligno? ¿? ¿Cree que mi caso es único? Esto lo padecemos muchos españoles de la sanidad pública de la que usted ni su familia no tiene ni la más remota idea de cómo funciona.

Le recomiendo para terminar, que la próxima vez que hable de la sanidad pública o se documenta mejor o se calla que creo que es lo más aconsejable.



12 comentarios:

Leona catalana dijo...

Je je je... Y a mí que me parece que lo conozco, a este señor importante.

Durante su estancia cerraron el servicio de urgéncias, con todo lo que ello supone.
Desde luego, callado estaría mejor, porque para lo que dice...

Un cordial saludo, Álvaro.

Atapuerques dijo...

Hola Alvaro: Para toda la provincia de Burgos,más o menos, unos cuatrocientos mil habitantes, la sanidad castellanoleonesa dispone de 7 dermátologos. Sois unos afortunados en Miranda al disponer de una especialista de la piel. Espero y deseo que tu problema evolucione por el buen camino. Te diré que aunque con mucha lista de espera estás en buenas manos.
Respecto a las palabras del señor ese, supongo que se las habrán escrito y que son palabras políticas para justificar la operación en Barcelona y no en Madrid que es donde le corresponde. Él, desde luego, no ha sido tratado por la medicina pública sino por la más privada y elitísta que pueda existir.
No quiero decir con ello que nuestra medicina sea mala, que tiene sus muchos defectos, pero está a gran nivel en comparación con otros paises más avanzados que nosotros, y además no por culpa del personal que la atiende, que en general es de una elevada calidad, más bien por culpa del sistema y de los gestores políticos de la misma. Habría que empezar a ampliar las cárceles.
Suerte con lo tuyo y un abrazo

Álvaro Tilo dijo...

Yo le conozco de “vista”, sólo le he visto algunas cuantas (miles) de veces en TV. Incluso, recuerdo ahora, en una ocasión en Sevilla presidiendo un desfile militar.

Y a lo mejor o peor, sigue pensando “ingenuamente” que al resto de mortales nos tratan en la sanidad pública como le trataron a él.

Un cordial saludo, Leona.

Álvaro Tilo dijo...

Gracias Atapuerqués por tu visita y más agradecimiento todavía por tu interés en mi problema. No estoy nada preocupado, todo parece indicar que no es nada inquietante.

Tengo que hacerte una confesión; actualmente en el Hospital pasan consulta dos dermatólogas por lo que la fortuna nos debe estar sonriendo en ese campo. No sé como andarán de lista de espera pero yo llevo ya un año con este tema.

Respecto al “importante señor” poco importa que se operara en cualquier sitio, lo que es bastante indignante que haya salido alabando la sanidad pública, cuando ni él ni su familia la conocen ni se les espera en ella. Ha sido un gesto cara a la galería que por dignidad debería haber evitado máxime cuando no tiene ni idea de cómo funciona. Algún motivo oculto habrá habido para que dijera semejante cosa.

No sé como funciona la sanidad en otros países que incluso estén más avanzados que el nuestro. Ni lo sé ni me importa porque, salvo que estuviera de viaje por Alemania, por poner un ejemplo, no tengo intención de acudir a comprobarlo. A mi lo que me importa es como está la que me atiende y lo que veo (solamente me sirve mi experiencia personal) es un desastre. Lo del año y seguir como estaba, jamás podré entenderlo ni justificarlo.

Quiero hacer un par de matizaciones. La primera es que cada uno contamos la feria según nos va y la segunda, por poner otro ejemplo, es que esta discusión surge a veces en mi casa y las personas de mi entorno opinan diferente a mi. Tuvieron mejores experiencias.

Creo de verdad, que en mi caso concreto, no estoy en buenas manos, no puedo justificar bajo ningún concepto que lleve un año sin solucionar mi problema aunque aparentemente sea menor, porque no solamente hay que juzgar la actuación médica, hay que hacerlo del conjunto. ¿La culpa de los políticos? Por supuesto que en eso estoy de acuerdo contigo, pero que en este Hospital te hagan con casi 4 meses de antelación las pruebas de corazón, tensión, análisis etc. para operarte de traumatología, no es de recibo y que lo intenten justificar diciendo esa estupidez que así lo indica el “protocolo” tampoco lo voy a entender nunca. No hace falta ser médico para darte cuenrta de algunas cosas. No creo tampoco que Herrera haya dicho que es conveniente hacerlo con esa antelación.

Gracias por tu visita. Un abrazo y hasta la próxima vez.

Temujin dijo...

Sin comentarios, por muchas razones...

Julia dijo...

Estoy de acuerdo con que "ese señor" no tiene ni puta idea de lo que es la sanidad pública porque nunca será tratado como un paciente cualquiera. Es como cuando meten en la cárcel a un chorizo de guante blanco, mientras los demás comen rancho, él se hace llevar la carta de los mejores restaurantes (al menos eso dicen, yo la verdad es que no lo he podido comprobar nunca). Dicho esto y estando de acuerdo contigo en que es una fanfarronada publicitaria eso de dar a entender que el rey ha sido atendido en la sanidad pública, yo quiero romper una lanza a favor de la sanidad pública, al menos de la que se practica en Barcelona. A mí me diagnosticaron un cáncer, al parecer uno bien jodido, y en quince días estaba en el quirófano en el Hospital de la Vall d'Hebron. Luego tuve que hacer cuatro meses de quimioterapia severa y se me trató con una profesionalidad y una delicadeza exquisita. Sigo en tratamiento porque al parecer mi caso fue de cáncer con peligro de metástasis y eso hace que deba seguir en tratamiento para el resto de mis días, y me hacen todos los controles necesarios y el tratamiento más adecuado de forma totalmente gratuita y con un trato del que no puedo tener ninguna queja. Y te puedo asegurar que nunca he tenido ni tengo el más mínimo enchufe. Simplemente me tratan así porque consideran que mi caso necesita ese trato. No niego que en otras partes pasen cosas que no debieran pasar, pero lo que cuento es la realidad. Por otra parte, a mi padre lo operaron a corazón abierto en otro hospital de Barcelona, concretamente el Hospital de Sant Pau, y tuvo y tiene el mismo trato que yo. Un hermano mío murió a consecuencia del SIDA hace ya quince años y hasta su último día fue tratado en el Hospital de la Vall d'Hebron también con un gran respeto y haciendo todo lo posible por salvarle la vida, que al final no pudo ser porque aún no habían los tratamientos que hay ahora y porque él se dejó ir por otras penas de amor que lo desmoralizaron. En fin, no sé, creo que no es justo generalizar porque, desgraciadamente por necesidad, he conocido a muchos profesionales en la sanidad pública que se toman su trabajo muy en serio y que tratan a sus pacientes con mucha profesionalidad, con mucho respeto y con un gran afecto. Hablo, lógicamente, desde mi experiencia personal.

Un abrazo

Álvaro Tilo dijo...

Gracias, Temujin, por tu visita.

Un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

Por eso Julia y después de agradecer tu visita; he de recordar que en mi comentario dejaba claro que cada uno "contamos la feria" según nos va y añadía que en mi entorno más íntimo hay voces que opinan todo lo contrario a como lo hago yo porque les fue muy bien y fueron atendidos con total profesionalidad y la celeridad adecuada.

Es igualmente justo decir que la mayoría de los comentarios que habitualmente se escuchan en esta Comunidad, son que disponemos de una buena sanidad pública. Lo malo es cuando te toca ser la excepción de la regla y aunque el mío sea un tema menor y sin importancia, me resulta muy difícil no ser crítico.

No obstante, esta provincia de Burgos, tan sumamente grande en extensión, encima muy alargada y tan escasamente poblada, tiene unos problemas añadidos en las distancias a los hospitales públicos. Reconozco los esfuerzos, con firmas de convenios de colaboración recíproca, que se han hecho por parte de la Junta para garantizar a muchos ciudadanos la posibilidad de ser trasladados y atendidos en casos de urgencia a otras comunidades.

Me alegro que aunque con los controles correspondientes, sigas ahí, estando siempre en primera línea.

Un abrazo.

KOKYCID dijo...

¿Cuanta lista de espera aguantó este Sr. para ser intervenido? ¡Ah, ya! Por eso esta tan contento con "su" sanidad pública que en nada se parece a la de los otros millones de españolitos.

Álvaro Tilo dijo...

Pues eso, Koky, aguantó lo que estamos pensando tú yo ahora mismo.

En fin, ¿cuándo se dará cuenta que no nació para hablar en público y menos sin tener el papel delante?

Un cordial saludo.

Leona catalana dijo...

Te informo de que el reyecito no está en su casita, sino en la Clínica Planas...

España se hunde, querido amigo. Esperemos que no corra la sangre...

Un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

¿Qué coño pasa en este País? Tienes toda la razón, Leona, este barco hace aguas por todos los lados y sigue la casa sin barrer.

No hay solución, hay que adelantar las elecciones y sino lo hacen pasarán a la historia como lo que ya son: Los mayores irresponsables.


Un saludo cordial.