sábado, 5 de junio de 2010

El amargo desencanto de Felipe González



De la prensa digital de hoy.


«No cita Ignacio Camacho ni una sola vez su nombre, pero desde la primera línea se adivina el nombre del confidente: Felipe González.

Tampoco revela el columnista de ABC –“Desencanto felipista"- el lugar del encuentro, pero podría ser Sevilla, donde suelen recalar a menudo tanto el ex presidente socialista como el veterano periodista andaluz.

Y todo, hasta lo que se calla, tiene intención. Lean y juzguen. merece la pena:


"Desencanto felipista"

Viene de los toros fumándose un habano soberbio, doble incorrección política que me apresuro en broma a reprocharle.

«Espero que mi partido vote al menos en contra de prohibir la fiesta -me responde-; en lo del tabaco ya han perdido todos el oremus. Lo último que me imaginaba era que nos íbamos a convertir en prohibicionistas».

Su partido es el Socialista, que se resiste a abandonar por respeto a sí mismo y a sus convicciones, aunque ya no participa en política.

«Ni siquiera me llaman, como son tan listos creen que los veteranos no tenemos nada que decir».

Fue un político de jerarquía en el felipismo, electo con mayoría absoluta, «lo que por cierto no ha conseguido nunca Zapatero. Pero ya no existimos. Esta gente no escucha. Te juro que a veces me he aguantado las ganas de votar al PP, lo que por otra parte no es difícil porque si este Gobierno es malo, como dice Griñán, la oposición no le va a la zaga».

Respira decepciones y se deja provocar con gusto.

-Sí, mucha gente me dice que nos echa de menos. Vosotros mismos, los periodistas, deberíais entonar la palinodia por las críticas que nos hacíais. Claro que nos equivocamos, como todos, pero por lo menos sabíamos gobernar. Esto es un desastre. Sólo están atentos a las tonterías, a los gestos de ideología superficial. Y eso vale mientras la economía va bien pero cuando se tuercen las cosas, o sabes tomar decisiones o te estrellas, que es lo que está pasando. El ridículo no lo haces equivocándote, lo haces dando palos de ciego, mostrando que no tienes ni idea, que es lo que la gente percibe. Es que tú miras al Gobierno y te preguntas: ¿pero estos tíos dónde han aprendido política?

-Pues... en el partido que les dejasteis, ¿no?

-Eso es lo malo. A veces algunos de mi época nos reunimos a comer y nos preguntamos en qué partido hemos militado. Quizá debimos hacer algo mal, creímos que los que venían detrás iban a prepararse primero. Nuestra generación había estudiado carreras, había trabajado por su cuenta antes de hacer política, o a la vez, y ahora ves a chavales que han dejado los estudios y a los veintipocos son concejales, y de ahí subiendo. Claro, eso se acaba por notar; para gobernar hay que saber cosas, estar preparado. Fíjate en Griñán: dice en la investidura que hay que priorizar la educación y se rodea de treintañeros que apenas han acabado el Bachillerato. El otro día me decía un compañero que en este partido los que saben leer y escribir acabarán dándose de baja...

-Menudo cabreo tienes.

-No es cabreo. Es pena. El PP acabará ganando por incomparecencia nuestra, y el PSOE va a quedar hecho un solar, arrasado para ocho o doce años. Luego se quejan de que Felipe les dé toques, pero...

-O sea, que lo de rectificar a diario es de necios sí iba por el presidente...

-Noooo, qué va. Este presidente no rectifica a diario, rectifica varias veces al día...»


Ignacio Camacho, es un magnifico periodista sevillano, un extraordinario analista de la realidad social de cada día. Es referencia de buen escritor y de mejor profesional. Le descubrí cuando vivía en Sevilla y desde entonces le sigo todos los días.



6 comentarios:

KOKYCID dijo...

Estimado Álvaro, llevo meses diciendolo: estos políticuchos de hoy en día hacen que Anguita y Aznar parezcan unos fuera de serie, imaginate entonces un Felipe o un Suarez...: ¡dos estadistas de la talla de Churchill!.
Y lo que da miedo es que, debido al desencanto que provocan, hay gente que acabará dando por bueno hasta a un dictador con tal de que no sea idiota y tenga una minima honradez.
Más de treinta años luchando por ennoblecer la gestión de un pais, y esta pandilla de chupones en los últimos años se lo estan cargando todo de un plumazo. ¡Ineptos!
Un saludo.

Temujin dijo...

Bueno yo he de hacer una declaración, para mi personalmente Felipe Gonzalez fue el mejor presidente de este país que algunos llamamos España.
Su capacidad de liderazgo es indiscutible. En Europa y el mundo era escuchado.
Tomaba decisiones unas veces correctas y otras no tanto, pero las tomaba. La pena es que mucha gente solo se acuerda de sus pocos fallos y se olvida de sus muchos aciertos....
Solo hay que oir hablar a uno y a otro...
Pais...... Que diria Forges

Álvaro Tilo dijo...

Hola, Koky: Definitivamente hay que reconocer que Zapatero, aparte de haber ayuda con su insensatez a la ruina de España y su fraccionamiento en pedazos, ha hecho buenos a todos los antecesores líderes políticos y es más, está convirtiendo el caminar de su partido en una senda estrecha llena de cristales rotos, pero también creo que en cuanto desaparezcan él y los suyos, lo podrán regenerar. Zapatero se ha convertido en un auténtico problema para todos los españoles en los que incluyo, a los militantes honestos de su partido.

Ningún ciudadano nos merecemos este presidente, ni se lo merecen las personas honestas, militantes de base del Partido Socialista que soportan a semejante irresponsable liderando el grupo político. Lo malo es, que por solidaridad lo sufren en silencio en vez de alzar su voz y decir: “¡BASTA! Hasta aquí hemos llegados y ahora es necesaria una regeneración total del los líderes del partido” Pero, por el bien de todos, lo tendrán que hacer y cuanto antes mejor.

Un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

Hola Temujín: Sin lugar a dudas, Felipe González, era un presidente con mucho prestigio, tanto dentro como fuera de España y leyendo lo que se lee a diario creo que el cuerpo le está pidiendo a gritos estallar (aunque por coherencia no lo haga) para decirle a Zapatero que se vaya y no vuelva más.

¡Ojalá! lo hiciera muy pronto; sería un buen servicio a España y a su partido.

Un cordial saludo.

enrique dijo...

Pues si, comparar a González con Zapatero...
Y a Guerra, Solana, Boyer, Fernández Ordoñez, etc con los ministros de ahora, en fin, dan ganas de exiliarse a las antípodas.

Álvaro Tilo dijo...

Gracias, Enrique, por tu visita.

Hay personas que no aguantan la más mínima comparación.Todos de tu lista, logicamente menos Zapatero, merecen credibilidad, aunque Guerra no sé qué pinta a veces. Creo que a veces se le ve perdido, amagando y no dando y todo ello, me temo, para no perder las prebendas que dan los cargos públicos.

Sé bienvenido y hasta cuando quieres volver.

Un cordial saludo.