martes, 13 de julio de 2010

Mohamed Ben Mizziam, Capitán General de Galicia y Canarias.



Anoche tuvimos un agradable encuentro en nuestro viejo molino. La temperatura era deliciosa y entre copas de un buen vino que alguien había traído de la Ribera del Duero, unas lonchas de jamón ibérico y un queso de nuestra tierra, las horas pasaron deliciosamente rápidas. Al final y como ocurre siempre, acabamos hablando de todo y en especial del cercano domingo, día del Señor Santiago y es que uno de nuestros amigos ausentes estará ya llegado a la cita con el Apóstol y por eso nos acordamos de él; aunque como siempre ocurre, acabamos hablando de muchas cosas y entre ellas de la inventada Batalla de Clavijo, con Santiago matamoros, espada en ristre sobre su caballo blanco y de algo insólito, para todos desconocido, que ya habíamos comentado, tiempo atrás, en nuestro antiguo blog.


Textualmente, en aquel comentario se podía leer:


«Fue mi amigo Joaquín, ese increíble y sabio andaluz, cordobés de nacimiento, de Lucena; sevillano de pro, bético, que al final es su mejor identidad y fiel devoto de la Virgen Araceli la patrona de su pueblo ¡Casi “na”! quien una tarde me dijo: "¿Conoces…"


No, no conocía la historia que seguramente muchos de vosotros ya conocéis y que muy resumidamente voy a contar.


Mohamed Ben Mizziam; este es el nombre del personaje. Marroquí de nacimiento, apadrinado por el rey Alfonso XIII, al que sorprendió por su inteligencia y sus ganas de “ser capitán”, para que pudiera estudiar en España, en la Academia Militar de Toledo; que incluso tuvo que cambiar las ordenanzas para poder admitir a un alumno no cristiano. A los 16 años cumplió sus deseos y empezó sus estudios militares en España.


Una vez que acabó, pasó al Ejército de África y aquel joven alférez, valiente y aguerrido, por méritos de guerra fue ascendiendo hasta llegar a comandante. Me cuenta, Joaquín, que Mizzian, al mando de tropas indígenas, luchó contra el que fuera su maestro y a la sazón líder de la revuelta rifeña contra los españoles, Abd el-Krim y que de aquella época nació su amistad con Franco al que incluso en una ocasión, le salvó la vida.


En la guerra civil española participó activamente en el bando sublevado y tomo parte en la toma del Alcazar de Toledo; campañas de Madrid, Oviedo y ya como coronel, en la Batalla del Ebro y la de de Barcelona. Él y su ejército de indígenas árabes (Regulares) siempre se distinguieron por la fiereza y extrema violencia. La múltiple violación y asesinato de mujeres era lo más habitual en el comportamiento de su tropa. En ese aspecto, por consentidor, fue un personaje detestable y nauseabundo. No falla nunca, cuanto más cruel es una persona en una guerra, más condecoraciones recibe. Le concedieron, la medalla militar individual; la Laureada de San Fernando colectiva, once cruces rojas al mérito militar, dos por sufrimiento de la Patria y la Gran Cruz del Mérito Militar.


Una vez acabada la contienda civil, Franco le confió la Comandancia General de Ceuta y cuando ascendió a Teniente General en 1953, fue nombrado Capital General de la VIII Región Militar con sede en La Coruña y posteriormente, a los dos años, ocupó idéntico cargo en la Región Canaria, su último destino en el Ejercito español. Al año siguiente Mohamed V, una vez concedida la independencia a Marruecos por España, le pidió que organizara el nuevo ejército marroquí solicitando y concediéndole la baja en el español.


Del relato de mi amigo Joaquín, me quedo con dos anécdotas. En La Coruña, en la sede de La Capitanía, hubo que quitar todos los cuadros que hacían a referencia a Santiago por aquello del apelativo de “matamoros” ganado por al Apóstol en la batalla de Clavijo, en La Rioja, donde…a lomos de un caballo blanco…etc. etc. y la segunda fue la complicidad de Franco, cuando una hija el militar árabe, se casó por lo “cristiano” con un español, hijo del ministro Martín Artajo. Con engaños hizo que la pareja fuera a Marruecos, raptó a su hija y expulsaron a su marido. Franco, miró para otro lado y no movió ni un solo dedo, pero se mojó con su habitual rotundidad, cuando el Consejo General Militar le quiso retirar “la paga” del Ejercito Español. Franco dijo, NO y siguió cobrando hasta su muerte, que curiosamente ocurrió el mismo año que la del general.


Es desconocida, al menos para mi lo era, la vida la de este marroquí. Su primer destino en Marruecos fue el de inspector de las Fuerzas Armadas Reales y en 1957-58, junto con el futuro rey Hassan, protagonizó la despiadada represión de la sublevación del Rif, cuyos habitantes rebeldes fueron bombardeados con napalm. Hasta su muerte, siguió siendo un fiel súbdito de esa familia de tiranos que gobierna a los vecinos del sur; llegando incluso, el marido de una de sus hijas, a morir ejecutado por conspirar, con otros militares, contra Hassan»



7 comentarios:

KOKYCID dijo...

Buenos días Alvaro, muy entretenida esta última entrada. Nunca había oido hablar de este personaje. Interesante historia y curiosas anécdotas como la de retirar los retratos del "mata moros" de la capitanía de La Coruña.

Temujin dijo...

Este hijo puta, pues es lo que era el bicho, fue uno delos peores asesinos de nuestra guerra.
A este si que había que haber ido a por el y ahorcarlo.
Que una cosa es la guerra y morir dando tiros o recibiéndoles, con valor o desesperación que a la postre es igual y otra cosa es andar por ahí de salteador de caminos. Santiago se quedo corto, según mi punto de vista, con semejante alimaña.
Los que permitieron sus "hazañas" con población civil indefensa, también merecen ser juzgados. Que asco de persona y de soldado.

Álvaro Tilo dijo...

Hola, Koky: Toda la información que tengo es que fue un personaje siniestro y claro, tratándose de un moro, seguro que no iba a llevar ni medianamente bien lo de Santiago "matamoros", así que hubo que hacer limpieza de cuadros.

Un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

Creo que coincidimos en que cualquier persona que promueva, aliente, decida y sea cómplice del terror que conlleva una guerra, no puede morir en una cama. Es una injusticia.

El problema es el de siempre; hay situaciones inevitables que merecen una contundencia total, pero ¿quién puede juzgar lo ético, justo o injusto de un bando o de otro?.

El problema, me temo, es que no hay absolutamente ninguna guerra justa. Siempre hay daños irreparables que jamás deben producirse.

Un cordial saludo

Temujin dijo...

Ya lo se Alvaro, pero es muy diferente la ferocidad en el combate, que la brutalidad después de él.
En las guerras, la poblacion civil sufre, pues todos los recursos son dedicados a la guerra. Pero es muy diferente el asesinato de civiles, la mutilación y la violación masiva. Eso a cualquier militar que se precie, le repugna.

Álvaro Tilo dijo...

Bien dices, Temujín, que la barbarie de una guerra no puede seguir siendo secundada después de una victoria; pero tropezamos con humanos y eso ya rompe todos los esquemas de la moral y ética.

Un cordial saludo.

Jegor dijo...

A Álvaro Tito. Lo que contáis de Mizziam es muy cierto era un personaje siniestro a pesar que yo fui amigo de una de sus hijas que murió en el 2009 y conocí a mas personas de su familia.eran una familia riquísima ya eran así en Marruecos cuando su abuelo tuvo importancia en el desarrollo de la guerra de Marruecos. Tal vez la fortuna aumento en el franquismo pues ella y su marido, viuda ya desde hacia años, tuvieron muy buena relaciones con la Señora de Meiras. De que esta relación hubiese influido en la riquezas no tengo ninguna base para afirmarlo
Yo te encontrado porque estoy haciendo un trabajo sobre el Guernica y he visto un articulo que habláis de ello y ahí en parte estoy en desacuerdo. En principio el cuadro para mi no tiene que ver nada con el bombardeo que es lo que en mi trabajo intento demostrar y también es posible que hubiese ya antes pintado algo parecido que yo no tengo noticias. El cuadro fue pitado durante el mes de mayo en París sin ninguna dudada hay muchas evidencias La pintura que uso era de Coche y secaba con mucha rapidez también tengo otros desacuerdos pero no quiero extender. Un saludo Jegor González Mi trabajo aun le queda mucho para acabar pero si quieres cuando este terminado te lo envió