jueves, 15 de julio de 2010

Nacionalistas y nacionalismo.


Otra vez, más de lo mismo. La soledad y debilidad política de Zapatero, le convierte en un pedigüeño en busca de apoyos para poder sobrevivir políticamente y así poder culminar su delirante “proyecto político”. Como siempre, se echa en brazos de los nacionalistas que interesadamente se ofrecen a cambio de prebendas y más prebendas, que nunca se cansan de recibir y así poder continuar en la Moncloa de Presidente. La historia se repite de nuevo, aunque en esta ocasión y por motivos electorales no cuenta, parece ser, con el apoyo catalán. ¿Quiénes serán los perjudicados? Esta claro, los de siempre; porque aquí no queda nada para dárselo a los demás, salvo que se lo quiten a otros.


Hablando de nacionalistas y aunque hacerlo de un lejano pasado puede que esté trasnochado, conviene saber como son y actúan las personas herederas de otro iluminado como fue el esperpéntico Sabino Arana, que en su delirante antiespañolismo fue capaz de felicitar telegráficamente al Presidente de los Estados Unidos de América por su implicación y decisivo apoyo a los cubanos en la: "Guerra de Cuba".


Desde el nacionalismo en muchas ocasiones se recuerda con respeto al que un día fue el vicelendakari vasco en el exilio de París, Francisco Javier Landáburu. Se intenta ensalzar su figura y su “valentía”.


Para que no olvidemos las actuaciones nacionalistas del PNV y de citado F. Javier Landáburu, he rescatado del archivo el manifiesto que este personaje vasco escribió en Vitoria en los primeros días de la guerra civil. Toda una joya de la incongruencia y cobardía de representantes del nacionalismo vasco del PNV.


Textualmente, el manifiesto decía así...


«Un sector del PNV apoya abiertamente el golpe, como el manifiesto de Jabier de Landaburu, diputado a Cortes y Manuel Ibarrondo: "Los suscritos, afiliados al PNV manifiestan: las circunstancias que venía atravesando la gobernación de España y que llevaban irremediablemente a la ruina moral y material de los ciudadanos han hecho que unos hombres de buena voluntad, a impulso exclusivo de su sano patriotismo, iniciaron y estén desarrollando activamente en estos dramáticos momentos una Cruzada de regeneración espiritual y fortalecimiento material. En el panorama que se nos ofrece no caben ya disyuntivas ante la anarquía reinante todavía en muchos pueblos españoles, ante la amenaza seria de un comunismo bárbaro que nada ha de respetar... ya no le cabe duda, y menos al que sea nacionalista vasco, el que desea para este país un mínimo de libertad y de bienestar que el comunismo nunca conseguiría... exhortamos a nuestros amigos nacionalistas a no impedir y coadyuvar al éxito inminente de quienes van a redimir tan precioso tesoro y a gritar con ellos: ¡Viva España, viva el País Vasco»


Pero las joyas no acaban aquí. También es sumamente interesante otro manifiesto del máximo órgano del PNV, publicado en París tras la caída de Francia en manos alemanas. No tiene desperdicio. Llegaron a decir en este otro escrito que...


«Por las relaciones que unen a Alemania y España creen los vascos que en general el triunfo de Alemania sería la consolidación del Régimen actual y por lo tanto de la desastrosa situación en que se encuentra en estos momentos el País Vasco.

Nosotros no compartimos esa opinión, porque creemos en el talento político del Führer, en su sagacidad, en su alto espíritu de comprensión esperamos que en el nuevo orden a establecer en Europa y particularmente en España, el problema vasco será tenido en cuenta:

1- Porque a Alemania le interesa la pacificación de España y no puede escapar a su recto sentido que no hay pacificación posible sin una solución favorable a los vascos.

2- Porque el problema vasco está íntimamente ligado al problema racial alemán y por lo tanto, es lógico y natural esperar que el Führer lo acoja y lo resuelva con la mayor simpatía.

3- Porque nos damos perfecta cuenta de que las simpatías de Alemania en España están en decadencia, y por lo tanto es de extrema importancia para el Führer recoger y captar nuevas simpatías si no quiere perder toda su influencia en España»


¿Sabéis cuál la respuesta de los nacionalistas vascos, cuando les comentas estos temas? «Qué están sacados de contexto».


Pobrecitos nacionalistas, siempre incomprendidos, víctimas inocentes de los españoles y de la "puta españa" como dijo ese titiritero, nada ingenioso ni gracioso personaje gallego tan (sic) admirado, querido, añorado, recordado por algunas y algunos de los que viven en alguna zona de lo que todavía es España.



7 comentarios:

Temujin dijo...

"Instantáneamente se me ha presentado esta idea como seguramente salvadora de llevarse con toda perfección a la práctica: la independencia de Euzkadi bajo la protección de Inglaterra, será un hecho un día no lejano.
Una autonomía lo más radical posible dentro de la unidad del Estado español y a la vez más adaptada al carácter vasco y a las necesidades modernas.". Por esta razon este "gilipollas" hizo la bandera vasca muy parecida "casualmente" a la del Reino Unido.
Ya me gustaría a mi ver el Pais Vasco, bajo la "protección" del Reino Unido. Es que ya solo me queda una duda es:
¿Sabino era bobo? o ¿Sabino era muy bobo?.
Que gentuza, que mierda de dirigentes "de raza", tiene tan bonito espacio y con tan buena gente.

Temujin dijo...

"Instantáneamente se me ha presentado esta idea como seguramente salvadora de llevarse con toda perfección a la práctica: la independencia de Euzkadi bajo la protección de Inglaterra, será un hecho un día no lejano." este era el trozo que quería insertar el otro se me ha "pegado" y no viene al caso...

Temujin dijo...

«La fisionomía del bizkaino es inteligente y noble; la del español inexpresiva y adusta. El bizkaino es nervudo y ágil; el español es flojo y torpe. El bizkaino es inteligente y hábil para toda clase de trabajos; el español es corto de inteligencia y carece de maña para los trabajos más sencillos. Preguntádselo a cualquier contratista de obras, y sabréis que un bizkaino hace en igual tiempo tanto como tres maketos juntos».
Otra perla del mismo.

Temujin dijo...

y otra más en la que prohibe a los que no son "vascos" aprender el idioma que él invento....
"Muchos son los euskerianos que no saben euskera. Malo es esto. Son varios los maketos que lo saben. Esto es peor. Gran daño hacen a la patria cien maketos que no saben euzkera. Mayor es el que le hace un solo maketo que lo sepa. Para el corazón de la Patria, cada vasco que no sabe euzkera es una espina; dos espinas cada vasco que lo sabe y no es patriota; tres espinas cada español que habla euzkera"

Álvaro Tilo dijo...

Pero ya sabes lo que te cuentan estos caraduras..."Hay que tener en cuenta la época cuando fueron escritos", etc. etc. Siempre lo mismo, justificando lo injustificable, pero además sólo lo dicen cara la galera porque en su fuero interno comulgan hasta con la última coma con su Dios, el racista Arana. Si no necesitaran el voto de los ciudadanos, su racismo iba a ser el más selectivo de todos.

Al final como la cosa no cambie, les entregaremos un AVE recién construido, tendrán vía cupo, las mejores carreteras de toda España y hasta el gilipollas alcalde de mi pueblo seguirá diciendo que a él, el concierto y vacaciones fiscales vascas no le preocupan (¿ a quién más le pueden preocupar en nuestra Comunidad? me pregunto), Lo querrán todo limpio y pulido y será el momento de seguir chantajeando con el repetido: “o se les da más y más o se independizan”. Si por mi fuera, mañana mismo hacía una frontera con un muro más alto que el de Berlín. Es insoportable en demasiadas ocasiones, vivir siendo vecinos de esta gente

Un cordial saludo.

KOKYCID dijo...

El que dijo todo lo entrecomillado (si lo dijo el "Sabinito Arana", pues él) es un perfecto estupido y un grandisimo gilipollas, amén de un "iluminao" (y mira que siempre estos tarados, hace un siglo y hoy en día también, encuentran caldo de cultivo...).

Álvaro Tilo dijo...

El victimismo, Koky, da mucho juego y ellos lo saben explotar como nadie.

No entiendo como los partidos mayoritarios no han acabado con estas lacras de estos voraces mercenarios que tanto perjudican a todos.

La solución sería muy sencilla pero llevamos más de 30 años y nadie he tenido los bemoles de ir de frente y por derecho.

Los nacionalistas pueden y deben tener la representación exclusiva de sus votos, pero jamás puede ocurrir como ahora que con un número pequeñísimo de diputados consiguen un protagonismo que no les corresponde y además tengan la llave para que pueda gobernar tal o cual opción. No es de recibo.

No entiendo que los dos grandes partidos lleven más de 30 años sin cambiar la lay electoral que permita de una puñetera vez que la lista más votada sea la que gobierne y que tenga a su vez, la mayoría suficiente para hacerlo sin depender de nadie. ¿Solución? Segunda vuelta en las elecciones, así de sencillo.

Un cordial saludo.