lunes, 23 de agosto de 2010

Desde Alaska a Tierra de Fuego...

Nada importa fuera verdad o lo contrario. Nada cambia. Es igual que la Conferencia de líderes europeos, celebrada en el año 2002, en territorio americano fuera una realidad o ficción y que la intervención en ella del cacique indio Guaicaipuro Cuatemoc fuera un grito de denuncia por el escarnio que todos los “rostros pálidos” cometieron allí, en sus tierras. No importa lo dijera en aquel lugar o en otro lugar, porque muchos como él lo hemos dicho siempre y lo seguiremos diciendo. Se cometió un genocidio contra los indios americanos, se les masacró sin piedad ni necesidad, se les robaron sus riquezas y lo que es peor, su cultura.


Por eso es muy interesante poder leer lo que en aquella reunión se dijo en presencia de los líderes europeos. A muchos, en especial a los españoles, se nos debía de caer la cara de vergüenza, no por el descubrimiento, no; se nos debía de caer por la forma sangrienta en la que se hizo.


Sólo ellos, los indios, tienen derecho a clamar al cielo y pregonarlo a todos los vientos. Nadie en estos tiempos, como algunos torpemente están haciendo, puede atreverse a subirse al carro victimista de los perdedores; nadie, está en su derecho a hacerlo, excepto ellos, los legítimos dueños de aquel Continente.


No cuestiono el descubrimiento de América, como antes comentaba, nunca lo he hecho, pero nunca jamás estaré de acuerdo con los métodos empleados ni ir con la Cruz por delante para justificar las muertes producidas a un pueblo soberano, digno y culto.


Pero repito lo de antes. En mi opinión, ningún nacido en América, con raíces de cualquier raza o país del mundo que no sea la autóctona americana, la india, por decirlo de una manera más grafica, tienen derecho a criticar la actuación española. Ellos o sus antepasados fueron a América a lo mismo que los españoles; a aprovecharse, cuanto más mejor, de los indios y de sus tierras. La única diferencia, entre los de antes y ahora, está en la época en la que se produjo la emigración de él o de los suyos. Incluso los nacidos en aquellas tierras, salvo los indios, tienen sus raíces fuera de América y para poder cuestionar el descubrimiento hay que ser descendientes directos de aquellos pueblos soberanos que, antes de la llegada de Colón, habitaban y a su vez eran los únicos y legítimos dueños de todo el continente americano desde Alaska a Tierra de Fuego. Los demás…mejor callados.


Hoy en pleno S. XXI y como viene ocurriendo desde hace siglos, muchas de estas personas, los indios, siguen viviendo en el desprecio, desconsideración y opresión por parte de la mayoría blanca usurpadora del continente.


Quiero creer y creo (aunque no la recuerde) que la conferencia de la que os hablo al principio existió y por ello os la copio textualmente.


Dice así:


«Lo siguiente es una Exposición del Cacique Guaicaipuro Cuatemoc ante la reunión de Jefes de Estado de la Comunidad Europea (08/02/2002).


Con lenguaje simple, que era trasmitido en traducción simultánea a más de un centenar de Jefes de Estado y dignatarios de la Comunidad Europea, el Cacique Guaicaípuro Cuatemoc logró inquietar a su audiencia cuando dijo:


“Aquí pues yo, Guaicaipuro Cuatemoc he venido a encontrar a los que celebran el encuentro. Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace solo quinientos años.


Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante. Nunca tendremos otra cosa.


El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron. El hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme.


El hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento.


Yo los voy descubriendo. También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar intereses.


¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de muchos otros préstamos amigables de América, destinados al desarrollo de Europa. Lo contrario sería presumir la existencia de crímenes de guerra, lo que daría derecho no sólo a exigir la devolución inmediata, sino la indemnización por daños y perjuicios.


Yo, Guaicaipuro Cuatemoc, prefiero pensar en la menos ofensiva de estas hipótesis. Tan fabulosa exportación de capitales no fueron más que el inicio de un plan MARSHALLTESUMA'', para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, creadores del álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización. Por eso, al celebrar el Quinto Centenario del Empréstito, podremos preguntarnos: Han hecho los hermanos europeos un uso racional, responsable o por lo menos productivo de los fondos tan generosamente adelantados ..por el Fondo Indoamericano Internacional?


Deploramos decir que no. En lo estratégico, lo dilapidaron en las batallas de Lepanto, en armadas invencibles, en terceros reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin otro destino que terminar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como en Panamá, pero sin canal. En lo financiero, han sido incapaces, después de una moratoria de 500 años, tanto de cancelar el capital y sus intereses, cuanto de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta y provee todo el Tercer Mundo.


Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman, según la cual una economía subsidiada jamás puede funcionar y nos obliga a reclamarles, para su propio bien, el pago del capital y los intereses que, tan generosamente hemos demorado todos estos siglos en cobrar. Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarles a nuestros hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas del 20 y hasta el 30 por ciento de interés, que los hermanos europeos le cobran a los pueblos del Tercer Mundo.


Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo del 10 por ciento, acumulado sólo durante los últimos 300 años, con 200 años de gracia. Sobre esta base, y aplicando la fórmula europea del interés compuesto, informamos a los descubridores que nos deben, como primer pago de su deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y 16 millones de plata, ambas cifras elevadas a la potencia de 300. Es decir, un número para cuya expresión total, serían necesarias más de 300 cifras, y que supera ampliamente el peso total del planeta Tierra. Muy pesadas son esas moles de oro y plata. ¿Cuánto pesarían, calculadas en sangre?


Aducir que Europa, en medio milenio, no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar ese módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo.


Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los Indoamericanos. Pero sí exigimos la firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente, y que los obligue a cumplir su compromiso mediante una pronta privatización o reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera, como primer pago de la deuda histórica...”


Cuando el Cacique Guaicaipuro Cuatemoc dio su conferencia ante la reunión de JEFES DE ESTADO DE LA COMUNIDAD EUROPEA, no sabían que estaba exponiendo una tesis de Derecho Internacional para determinar LA VERDADERA DEUDA EXTERNA, ahora sólo resta que algún gobierno latinoamericano tenga el valor suficiente para hacer el reclamo ante los Tribunales Internacionales.»




8 comentarios:

Temujin dijo...

Totalmente de acuerdo, con este indio. Pero no va a ver ni un duro...
La colonizacion española fue lo que fue, infinitamente mejor que la inglesa, solo hay que ver el grado de mestizaje que hay en sudamerica con la poblacion local y la que ahy en el Norte....
"cultos musulmanes, creadores del álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización."
El algebra se descubrio en la India (no musulmana) la poligamia (hubiera que preguntárselo a las mujeres) y el baño cotidiano es una herencia de Roma. Que este sabrá mucho de números y tal, pero la Historia anterior a 1500 la tiene un poco perdida...
Lo cual no quita valor a su mensaje...

Álvaro Tilo dijo...

Hola, Temujin: Todos sabemos incluido este señor, que las cosas son como son, a pesar de haber sido como fueron.

Pero...

¿Cómo te imaginas que era la historia de estos pueblos aborígenes que iban desde Alaska a Tierra de Fuego, antes del descubrimiento?

Seguramente serían personas pacíficas que se vieron obligadas por la llegada de los colonizadores a defender su vida, sus tierras, sus costumbres, su identidad, su cultura. Como lo hubiéramos hecho tú y yo si hubieran entrado en nuestra propia casa para robarnos absolutamente todo.

Además, das sensación y por eso mis preguntas…


¿Cuestionas la cultura de los Mayas o de los Incas, entre otros pueblos aborígenes americanos?

¿Hablamos de la aportación Maya y su legado científico, astronómico al mundo? ¿Hablamos de sus pirámides y construcciones?

¿Hablamos de los Incas y del Macchu Pichu, de Cuzco, de sus construcciones y templos; del dominio de la técnica textil, de su industria de metalurgia en la fabricación de piezas de oro y plata y que fue arrasada por los españoles?

Podemos si quieres, hablar otros pueblos que allí vivían antes de la llegada de Colón. De cómo cultivaban sus campos, como los defendían de las erosiones que pudiera haber, como luego fueron sus productos traídos a Europa.

¿Cuestionas también como menor, el arte precolombino?

Un cordial saludo.

Temujin dijo...

Alvaro. Los olmecas hacian sacrificios humanos con niños, los Aztecas igual, los totonacas les sacaban la sangre la mezclaban con cereales y hacian una pasta que se comian los adultos,los mayas les sacaban el corazon en vivo y en directo igual que teotihuacanos. Moctezuma comía carne humana y muchas cosas más....
No quito ningún valor al arte y ciencia precolombino, al igual que al egipcio (muy parecidos en arquitectura y astrología).
Pero discrepo en la imagen de un mundo feliz antes de la llegada de Colon. En lo poco que se sabe de al America precolombina, hay datos de guerras continuas entre los pueblos (al igual que en Europa y Asia), de sacrificios y de exterminio en masa de pueblos. No es la América feliz de los mundos de yuppi que algunos nos quieren hacer ver.El ser humano ha sido igual en todos los sitios (un cabrón con pintas). Con esto pasa igual que con la II Republica, que todo el mundo tiene la idea de que era una época feliz y no es así.
Eso no legitima, la muerte de población indígena (que los españoles respetamos MUCHO más que los ingleses, por cierto), ni justifica el golpe de estado de Franco. Es solo intentar poner las cosas en su sitio, pues la verdad es mejor que unos sueños que pueden dar lugar a confusión. Hijoputas ha habido, hay y les habrá...

Álvaro Tilo dijo...

Me dejas perplejo, Temujin, y sólo se me ocurre preguntarte «¿Y?»

¿Intentas justificar lo uno por lo otro? Pero ¡vamos a ver! ¿Acaso nos llamaron los aborígenes de América para que les matáramos, robáramos sus riquezas y destruyéramos su modo de vida, su cultura y costumbres, aunque chocaran frontalmente con las nuestras?. ¿Acaso justificas que fue un acierto matar a miles de ellos porque su forma de vida eran tan diferentes a las nuestras? ¿Acaso nosotros éramos mejores y no cometíamos aberraciones con los nuestros y con todos los que no pensaran como nosotros? ¿De qué podemos presumir? ¿De que fuimos mejor que los ingleses? ¿Del Santo Oficio que tantas muertes produjo en América? A mi lo que importa es lo que hicieron los españoles en el descubrimiento y conquista; que luego hubieran otros todavía más crueles no me justifica para nada nuestra actuación, porque no es admisible que alguien intente justificarse diciendo que fuimos menos sanguinarios que otros. Y aunque sólo sea un ejemplo ¿Qué pinta Franco en todo esto?

Un cordial saludo.

Temujin dijo...

No presumo de nada, relato lo que ocurrio. No justifico nada, pero desde luego tampoco pido perdon. Ha pasado y ya esta. No pienso que fuera justo, ni legal, ni moral. Pero tampoco me rasgo vestiduras, solo intento que en el presente y en el futuro eso no vuelva a ocurrir.A mi lo de matar a gente por sus creencias, raza o religión me parece un crimen, pero miro al futuro, que es donde debemos actuar.
He puesto el ejemplo de la II Republica porque en determinados ambientes se la pone como un ejemplo de convivencia y NO lo fue. Con la época precolombina pasa igual, habia guerra y exterminios en masa, sacrificios humanos y algunas cosas más. ¿Eso justifica a los colonizadores? desde luego que no, bajo ningún concepto. Pero la colonización española trajo una población mestiza actual, la de EEUU no, a los indios les metieron en reservas o les exterminaron (seminolas, cheyenes arapajoes y algunos más exterminados). Eso no ocurrio con los españoles eso es un hecho; nada más pero nada menos... Lo del arte lo respeto y mucho....

Temujin dijo...

No justifico el Santo Oficio ni los Domini canes, no confundas...

Álvaro Tilo dijo...

Dejemos este tema, Temujin, que aunque presumo que al final decimos cosas que tienen alguna similitud, los caminos que recorremos para llegar a esa conclusión, me temo que son muy diferentes.

Como siempre, un cordial saludo.

Temujin dijo...

Son muchos los caminos para llegar al mismo sitio...