domingo, 8 de agosto de 2010

Las raíces burgalesas de Ernesto, Che Guevara.


Las normas, a veces, mejor dicho casi siempre, nos las imponemos sabiendo que no la cumpliremos. Hablé de trilogías y no sé cuántas historias más, cuando de hablar de personajes nuestros se tratara. Pero a las primeras de cambio, ya estoy haciendo una excepción.


La historia está ahí desde siempre, desde que ocurrió tal o cual acontecimiento, pero en demasiadas ocasiones el desconocimiento hace que pase desapercibido. Tampoco es tan importante lo que acabo descubrir y seguro que la mayoría de vosotros conocéis. No era mi caso.


No voy a entrar, hoy no toca, a juzgarle ni como persona ni su trayectoria revolucionaria, político militar. Tengo muy claro lo que nuestro personaje supuso en las revoluciones del S.XX, pero como antes apunto, habrá otros momentos para expresar libremente lo que sentimos por él, porque indiferente ni su vida ni su obra lo fueron. Fue y sigue siendo para muchos un espejo donde mirarse aunque otros, lógicamente, pensarán todo lo contrario.


Fue una suerte encontrar el documento que a continuación podemos leer y que he resumido, donde se pone de manifiesto, una vez más, la singularidad de tantísimos personajes cuyas raíces siguen vivas en nuestra tierra burgalesa y castellana.


En una publicación de Medina de Pomar, donde nos hablaban de la vida del municipio, de sus proyectos, de sus realidades de su historia, de sus personajes…encuentré unas páginas, escritas desde esa villa por José Ángel Unanue, y que me gustaría compartir con todos vosotros. Su título:


«Las raíces de Che Guevara siguen vivas en Medina de Pomar»


“Los medineses reclaman un reconocimiento a Ernesto Guevara de la Serna, cuyos abuelos maternos nacieron en la localidad donde aún quedan parientes cercanos al estadista De no haber ocurrido los acontecimientos que tuvieron lugar en la aldea boliviana de La Higuera los días 8 y 9 de octubre de 1967 donde el Che Guevara fue capturado en una emboscada y ejecutado al día siguiente, y en el supuesto de que la salud le hubiera respetado, Ernesto Guevara de la Serna, debería haber cumplido 78 años (82 en 2010) el sábado 14 de junio.


Cuba, Bolivia, este país en especial, y Venezuela, han celebrado sendas jornadas de homenaje, tanto al guerrillero emblemático como al estadista reconocido y a la persona mítica que se creó tras el desembarco, junto con Fidel Castro, en la bahía de Cochinos.


La trayectoria revolucionaria y política del Che es suficientemente conocida por la mayoría de los humanos, siendo menos conocidas sus raíces maternas cuya procedencia está situada en Medina de Pomar. La historia de estas raíces comienza en la parroquia de Santa Cruz de Medina de Pomar el 22 de abril de 1871. En En esta fecha se casan Telésforo de la Serna e Indalecia Gutiérrez, naturales ambos de la todavía Villa. El matrimonio tuvo tres hijos: Concha, Antonio y Federico y, como no corrían buenos tiempos en la España de finales del siglo XIX y quizá por ello, quizá por el espíritu aventurero de los chicos de entonces o por ambas cosas, Antonio, siendo todavía muy joven y soltero, decide emigrar a Argentina donde, a juzgar por lo que contaba la mayoría de quienes regresaban de aquellas tierras, la vida resultaba próspera para quienes tuviese inquietudes y muchas ganas de trabajar, como parece ser era el caso de Antonio.


Antonio de la Serna Gutiérrez, se instala en la ciudad de Rosario, donde inmediatamente comienza a frecuentar los círculos en los que se desenvuelven los emigrantes españoles en los que conoce a una joven natural de Medina de Pomar, llamada Natividad Fernández, cuya familia ya había conseguido la prosperidad buscada. La boda de Antonio de la Serna y Natividad Fernández se celebra con el boato requerido y entre los recuerdos que siempre surgen en un acontecimiento de este tipo, no falta la añoranza de la tierra chica, en este caso Medina. De esta unión nacieron tres hijos, Celia, Antonio y Carmen. La primogénita, Celia de la Serna Fernández, terminará casándose con un próspero caballero argentino llamado Ernesto Guevara Linch que entonces vivía en Buenos Aires. Tras el enlace el matrimonio se traslada a Rosario y entre este lugar y mas tarde en Buenos Aires tienen cinco hijos. Al primogénito, nacido el 14 de junio de 1928, le imponen el nombre del padre, Ernesto, es decir, está ya en el mundo Ernesto Guevara de la Serna que con el tiempo sería más conocido como Che Guevara.


En Medina de Pomar sigue en pie la casa en que nació el abuelo del Che, Antonio de la Serna, desde hace poco tiempo convertida en un comercio de joyería y remodelada en su integridad. Está situada en la Calle Mayor a escasos metros del centro neurálgico del casco urbano como es la Plaza de Somovilla. También viven en Medina parientes más o menos cercanos al Che Guevara, quienes, junto con los archivos municipales y parroquiales, pueden dar fe de las raíces que unían a éste con la ciudad de Las Merindades. Ernesto Che Guevara”


Termina el autor de este interesante reportaje, José Ángel Unanue, haciendo alusión a…


“En numerosas ocasiones se ha solicitado al Ayuntamiento medinés el reconocimiento a la figura del Che Guevara al margen de todo lo que pueda representarla política, sea de de derechas o izquierdas y pensando solamente en la transcendencia mundial de a obra de Ernesto Guevara de la Serna, tanto como persona como estadista. A este argumento se han añadido las raíces medinesas de la persona en cuestión que se encuentran suficientemente contrastadas en todos los ámbitos. Cierto es que las solicitudes han partido siempre de la izquierda medinesa, por razones obvias, en tanto que quien cuenta con el poder de decidir en esta cuestión es el Grupo conservador que gobierna en el municipio.


En este sentido hay en Medina numerosas personas de toda idea política que anteponen el reconocimiento de los orígenes del Che a otras cuestiones que tienen que ver con siglas y banderas. Es por ello que estos ciudadanos animan al Grupo de Gobierno municipal a que se anime a reconocer el medinismo del Che por medio de un emblema institucional, sea el nombre de una calle o plaza o sea otra figura como tantas que existen en la localidad en que nacieron sus abuelos”



4 comentarios:

ZáLeZ dijo...

Hola ALvaro:
Esto me suena...
Pienso lo mismo. Las ideas políticas deberían estar al margen. Un personaje tan importante (querido o no) deberia tener un reconocimiento en Medina (gobierne quien gobierne)..
Lo extrapolo un poco al Castillo "navarro" de Petralata" (Burgos). Ya sabes... Si el lugar hubiese estado en "Navarra" o en el "País Vasco" otro gallo nos cantaría... Pero la historia es la historia y no se puede ignorar premeditadamente unos hechos o personajes y otros, tal vez menos importantes, acentuarles y elevarles a los altares. No es justo.
Saludos,

Álvaro Tilo dijo...

Hola Zález: Comparto totalmente cuanto dices que Ernesto Guevara debería tener el correspondiente reconocimiento en la tierra de sus raíces, pero ya se sabe; en cuanto hay políticos por medio, todo lo estropean. No he visto personajes que actúen más torpemente y siempre careciendo de personalidad propia, que los "salvadores y representantes del pueblo soberano".

Respecto a tu segundo párrafo, también lo comparto pero debo hacer una matización. En Castilla y León está más del 60% del patrimonio artístico, monumental español (incluyo castillos) y me temo que aunque existiera buena voluntad, que en muchos casos no la habrá, sería imposible llegar a todos los lugares que lo merecen y además si unimos a esta realidad la escasa vocación de servicio que han hecho gala desde hace muchos años, desde siempre diría yo para ser más exactos, nuestros políticos, se entenderá también su injustificada, proverbial dejadez y desconsideración al ciudadano y a su patrimonio. Dicho esto, tampoco conviene ensalzar a nadie que desde hace muchísimos años, demasiados siglos, gozan de unos privilegios, totalmente injustificados y absurdos sobre todo en estos tiempos de supuesta igualdad constitucional y que les permiten disponer de más dinero que los demás y así poder destinar, porque los tienen, fondos para tener al día su patrimonio artístico monumental, que supongo será inferior al 5% (aún incluyendo Navarra) del total de España; pero he de reconocer que su vocación de servicio al ciudadano es mucho mayor y efectiva que en cualquier otro lugar.

Gracias por tu visita.

Un cordial saludo.

Temujin dijo...

El Che ha marcado el siglo XX, su figura, guste o no, es de las más representadas en todo el mundo.
Sus frases son colgadas en Internet, su imagen va impresa en milones de camisetas, en tatuajes en brazos y muchas cosas más.
A mi, personalmente, su pensamiento me parece único y muy interesante.
Este médico cambio el mundo, pues hay un antes y un después de él...

Álvaro Tilo dijo...

"guste o no" Esa es la gran verdad del Che Guevara. Jamás fue para los demás indiferente.

Muchos, se emocionaron con su vida, su obra, generosidad y lo proclamaron, como bien dices, a los cuatro vientos. Fue una referencia mundial en la segunda parte del siglo pasado para muchísimas personas de todas las edades y de todos los países del Mundo.

Otros, como digo en mi entrada, opinarán todo lo contrario y deberán ser igualmente respetados, aunque a muchos les cueste hacerlo.

Un cordial saludo, Temujin.