viernes, 1 de octubre de 2010

Cosas de bilbaínos.

Hay un viejo dicho popular que se escucha bastante en algunas zonas de la provincia de Burgos. Se suele decir cuando quieres "premiar los méritos" de alguna persona no muy sobrada de luces.

« ¿Tonto o de Bilbao?»

Y es que para el autor de esta acertada frase no había termino medio o se era lo uno o lo otro o ambas cosas a la vez.

Un personajillo que alguna escasa relevancia debe tener en el mundo nacionalista vasco del PNV, Iñigo Landa, nos deleita en su blog con el siguiente comentario “bilbaíno”. No tiene desperdicio en mi opinión y por eso textualmente sin añadir ni quitar absolutamente nada, ha escrito:

«viernes 1 de octubre de 2010

Perdonen, ¿En qué idioma hablan?

La pregunta ha hizo, en agosto del 2008, la camarera de un restaurante del Village de Nueva York. Dos parejas compartían viaje y mesa se miraron sorprendidos. No recordaban haber hablado en euskera y la chica era argentina. «En castellano», le respondimos. «No -dijo ella- eso no es español, es... otra cosa». Y tenía razón.

Recapitulando la conversación concluímos que el despiste era normal. «Estoy larri y no quiero mojojones» o «este vino, ni para kalimotxo» o «no seas borono y deja bote», además de los muchos 'pues' salpicados, ayudaban poco a la ubicación del idioma. A eso añadan una lista de palabras, tan gruesas como prácticas, de esas que gustamos llevar en el zurrón los del botxo. He viajado en el tiempo y en el espacio para recordar, si es que hace falta, que además del castellano y el euskera tenemos otro idioma: el bilbaíno. No aparece en el último sociómetro (ni "Euskobarómetro"), ni falta que le hace. Existe.

De hecho, guardo como un preciado tesoro el Diccionario de la Lengua Bilbaína. Hace unos años, compartí con su creador, Juan Echegoyen, aperitivo en el 'Azulito'. Hablamos de lo que en Madrid creen que es txirene o que al güito, por alguna extraña razón, le otorguen significado sexual. Que al balde de agua le digan cubo y al choto, capucha. Y que si llamas trinchera a un tres cuartos impermeable o chamarra a una cazadora no te entienden más allá de Altube (Es ahí dónde, realmente, comienza África).

Convenimos que el ¡aupa!, fuera de lo deportivo y según tono, sirve de ánimo o de condolencia. Pero si el giro de cabeza es ligero, conlleva indiferencia. Y así pasamos la tarde. Viendo que somos singulares en lo geográfico, lo léxico y lo ortográfico. Cierto que en cuestiones gastronómicas no hay región o pueblo que no tenga su propia forma de catalogar verduras, pescados o carnes. Si pides zapatero en Madrid, por ejemplo, no se imaginan que te refieras a una palometa o japuta. El zancarrón se llama morcillo. Las vainas, judías verdes y las alubias, judías rojas. Las rabas, calamares. De la antxoa y su traducción como boquerón no voy a hablar. Hasta en la RAE llevan empanada con el asunto. Pero lo nuestro va más allá de un mero regionalismo.

Basta con recorrer 99,8 km para descubrir que, en San Sebastián (Donostia o el pueblo de "Kalimero"), al juego del campo quemado, ojo al dato, le llaman brilé y no saben que las bicicletas llevan catalina. Explica tú ahora, por ahí fuera, lo que es el color azul Bilbao. Por eso, los que pisamos otras tierras, nos reconocemos con un simple saludo, una palabra suelta o un taco arrastrado. Somos capaces, incluso, de ubicar a un paisano en una localidad concreta según llame al bígaro, caracolillo o magurio. Lo que, sumado a lo anterior, demuestra que somos un mundo. De ello escribieron, unas veces con sorna y otras, aunque pocos lo sepan, con evidente interés, ilustres del verbo como Cervantes o Quevedo.

Por algo será. En fin, os dejo que voy para el botxo. Tengo con la cuadrilla una jamada del copón y luego parranda. Invita Jabi, el chico viejo que deja de ser birrotxo. Tiene una potxolada de txoko, con los del otxote, en una lonja del Kasko llamado 'Los Txirenes'. De piscolabis hay antxoas albardadas y rabas. Luego alubias con sacramentos y helau de kukurutxu. Antes, unos potes. Dos rondas de txikitos y zuritos y una espuela rápida, que el pastor del Gorbea dice que va a hacer fresco. Además, el cocinillas es un peste. Absténganse los pichicomas, txotxolos y sinsorgos. Para los trompalaris, que pisan iturri en seguida, prohibido llegar perfumaus.

Y el que ande kili-kolo, tranki. Tenemos purrusalda (o porrusalda como dice la Lekun), agua de Bilbao y el teléfono del Igualatorio. Ah, y nada de katxis. De coger castaña, que sea con fuste. En fin pitxines, agur sin más. Hála.... Áupa Athletic y eso... Y de Shangai.... ni traerse las maquetas (de cartón piedra con luces) ni nada de eso, como dice el alcalde. Nos traémos toda esa ciudad a katxos y....pista! Sin chinos, claro!!! (A ver dónde les metemos que no sea Barakaldo!!!)»

Hasta aquí llegó Iñigo Landa.

Lo dicho: « ¿Tonto o de Bilbao?» Me temo que en demasiados casos hay que sustituir los signos de interrogación por los de exclamación y la “o” cambiarla por una “y” Lo digo porque estuve trabajando varios años en esa ciudad y curiosamente viviendo allí, les tuve que aguantar de casi todo, pero nunca ni les oí hablar con deje vasco o bilbaíno ni les escuché esas chorradas. Esas gracias de fantasmada bilbaína, las dejan para cuando salen a colonizar España y así sentirse majaderamente más importantes. Lo necesitan.

¿Ninguno de mis amigos, burgaleses, recuerda o ha escuchado los incidentes que se produjeron hace ya bastantes años en Burgos capital entre burgaleses y los seguidores del equipo de Bilbao cuando iban y regresaban de Madrid después de una final de la Copa del Generalísimo de fútbol? Intentaron humillar los burgaleses en el viaje de ida en el propio Burgos, (entonces se atravesaba la ciudad dirección Madrid) pero salió afortunadamente la casta de nuestra gente y no les salieron gratis, ni sus provocaciones, insultos ni los intentos de humillación.


12 comentarios:

ZáLeZ dijo...

Hola ALvaro:
Qué buena entrada.
Eso me suena y mucho. Que Miranda sea territorio comanche tanto para burgaleses como para vascos tiene muchas explicaciones, y lo sabes de sobra. Los que vivimos en una zona "fronteriza" sabemos mucho de todo esto y en el fondo solo me produce risa. También he "quasivivido" en Bilbao por motivos que no vienen al caso y les conozco como si les hubiera parido. En Bilbao no necesitan demostrar que son de Bilbao porque la mayoría lo son de muchos lugares, pero cuando salen, se quieren hacer notar de la forma más fácil, con el habla. Pero a estas alturas ya nadie nos la da con queso. Incluso casi todo el norte de Burgos asimilamos sin querer latiguillos y formas de hablar, sin darnos cuenta. Hasta a mí me pasa. Y no me meto con la moda de poner nombres vascos a los niños porque ya es demasiado. Resulta muy chocante tener que oir hablar con más frecuencia en euskera en el mismo Frías que en el propio Bilbao. Supongo que son cosas de chulería vecinal o vete tú a saber...
Un cordial saludo,

María dijo...

¡¡Mira que me ha costado entender la entrada de tu amigo!! ÁLVARO,

sinceramente como casi siempre que llego a tu casa, no puedo decir gran cosa del asunto, por más que me parezca curioso. He estado en dos ocasiones en le País Vasco, pero sólo de turista, me entusiasmó San Sebastián, sobre todo porque cueno te hablan maravillas de un lugar suele desilusionarte y ella en absoluto.

La chulería de los bilbaínos es mundialmente conocida, cuando se les parodia todo es chulería, desde el tono, hasta las palabrejas que sueltan ¡¡soy de Bilbo!! jajaja y por lo que comentáis vosotros, más que un tópico, es la realidad.

Una pena si es así, pero en fin, lo queramos o no, el toque de porvincianismo que ahora algunos llama nacionalismo es la etiqueta que a algunos más le gusta colgarse de la solapa, la pregunta es ¿por qué necesitan tanto marcar su diferencia con le resto de los ciudadanos de este país? no sé, a lo mejor tienen algún tipo de complejo oculto ¿quién sabe? :))


Muchos beso ÁLVARO
y feliz finde

Álvaro Tilo dijo...

Poco puedo añadir, amigo Zález, a cuanto has dicho. Como bien dices vivir en "territorio comanche" sumado a mis años de trabajo hace que al menos ya seamos dos los que les conozcamos como si les hubieras parido.

Recuerdo un día en pleno centro de Sevilla, dos "vascos" con la camiseta del Bilbao (lo de "Athletic" que lo digan ellos) queriendo llamar la atención para que todos se dieran cuenta que eran de Bilbao supongo. En Sevilla a pesar de que la gente pasa de todo, ni te cuento lo que se pudieron reír de ellos un grupo de muchachos jóvenes. No tienen remedio, en casa son bastante insoportables pero fuera… sólo queda lo de «Tonto o de Bilbao» y en todos los casos, las dos cosas a la vez.

Claro, que también es muy curioso el caso del sevillano Caparrós, que ahora y supongo que defendiendo el buen pesebre de entrenador del Bilbao, ya ha dejado de llamarse Joaquín para convertirse en Jokin o como se escriba y encima con esa cara de de primate mascando sin cesar chicle. Por otra parte es bastante normal lo que le ha ocurrido, el ser sevillista y haber entrenado al Sevilla, también suele dejar secuelas peligrosas.

Gracias por tu visita y un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

Gracias, María por tu visita. Me gusta mucho verte por aquí.

No suelo llevarme bien con los herederos del xenófobo, racista y descerebrado Sabino Arana. Me entra sarpullido solamente verles hablar o entrar en blog de Anasagasti o de esta persona, Iñigo Landa.

No sé si estarás de acuerdo o todo lo contrario pero con la entrada que he puesto de él, ya ha quedado retratado de por vida y curiosamente no ha salido nada guapo. Son insoportables, te lo digo de verdad, aunque no deja de ser una opinión, la mía naturalmente. Necesitan constantemente hacer estas manifestaciones por el complejo de inferioridad que tienen. Es un pueblo bastante inculto y escasamente civilizado, les faltó el hervor romano y lo arrastran desde entonces. Insisto, expreso mi opinión.

San Sebastian es una ciudad bella, la naturaleza fue muy generosa con sus habitantes. Lo que hicieron ellos en su ciudad, nada extraordinario.

Termino, María, me ha llamado poderosamente la atención y me empieza a oler a pucherazo que San Sebastián haya pasado el primer corte en la capitalidad Europea del 2016. No lo entiendo.

Un cordial saludo y hasta tu próxima visita.

merino dijo...

Hola! Álvaro. No recuerdo el día ni el año, pero sí que fuí uno de los que salimos de la Cafetería enfrente de Correos, a voltear, a asustar un poquito a aquellos chulitos bilbainos que al paso del puente San Pablo, empezaron a tirar monedas, mendrugos de pan, etc y sobretodo improperios, de coreanos, muertosdehambre, paletos, curullus, etc. Ya venían calentitos del viaje, pero estúpidos ellos, se metieron en la boca del lobo. Luego todo era, joder, era una broma, os estais pasando, donde está en Burgos la policía?, a gusto me quedé cuando enganché a uno con un trozo de adoquin. Fue milagroso, dije a la poli, un trozo de pan , dice que se ha convertido en piedra, Hay que joderse, con estos choruas, alubarreks, etc, txotxolos, que diría la madre que les parió. No pasaron frío, y sobretodo se acojonaron un poco los de SOY DE BILBO,
eN cASTRO URDIALES, esas gamberradas de los levanta piedras, etc , colocaron unas ikurriñas en la playa, y que valientes cuando llegaron los mozos del lugar, les faltaba tierra y agua, (porque eran de Bilkbao), para esconderse, .-

En Cuba, más de uno se quedó sin prensa nacional, porque decían que no eran españoles, pues nada, os leeis "Granma" que os contara muchas noticias euskaldunas. Vivir para ver, les falta a estos kasheros de la bisikleta, telefonua, y del Ni naiz, zu zera, batés. Saludos. M. J

Atapuerques dijo...

!!Aibalaostia¡¡
.-¿Te cuento un chiste de vascos?
.-Qúe me dices si yo soy de Bilbao, pues.
.-Vale, no te preocupes que te lo contaré muy despacito.
!Epa¡

Álvaro Tilo dijo...

Atapueques: Buen chiste, buen retrato.

Un cordial saludo.

PD: ¿No recuerdas nada, bien por haberlo visto o escuchado, de cuanto comento en mi último párrafo?

Merino dijo...

Álvaro, yo contesté a la parte final de tu párrafo, en estos comentarios, pero desconozco porqué no salió expuesto. Intentaré repetirlo.No recuerdo el día ni el año, pero ha llovido bastante, cuando estando este servidor en la cafetería entrente de Correos en la calle San Pablo,nos llegó el aviso, de que se nos requería para repeler el abuso de aquellos impresentables bilbaínos que en el puente San Pablo, habían sido detenidos en su autobus por la fuerza, ya que nos venían por toda la calle Madrid, y cmino hacia la c/ Vitoria lanzando improperios, como maquetos, muertos de hambre, coreanos, etc, además de ir lanzando al personal, mendrugos de pan, monedas, etc. A mí me sucedió un "milagro" les lanzé segun mi versión un chusco de pan, y a los de Bilbo, se les convirtió en un buen trozo de adoquín, que impactó en alguien. Autobús pinchado, lunas rotas, y la fiereza bilbaína por los suelos, que grandes hombres, desde la velocidad y altura de sus asientos. Para mí que lo traían premeditado y preparado, pero
la respuesta de los mozos y yo bien joven que estábamos allí, les obligó a pedir la policía o guardia civil, de la cagueta que les entró.
En Castro Urdiales y ya más reciente, les pasó lo mismo.Clavaron varias ikurriñas en la playa, y escribieron tierra de Euskdi, para que se entendieran, y comenzó la provocación, llegaron los mozos, se quedaron sin banderitas, se las rompieron, y acabaron en el agua, pidiendo perdón y dejándose de tonterías chuelescas, hasta su próxima fanfarronada.
Osea que sí que nos acordamos del hecho referncia. Un abrazo. Merino

Álvaro Tilo dijo...

Gracias, Merino, por tus valiosos recuerdos.

Siempre avasalladores, siempre incultos y grotescos (salvo a los que no se debe aplicar, estos adjetivos que también los hay) y es que nuevamente lo de «¿Tonto o de Bilbao?» no puede ser mandado al cajón del olvido.

Recuerdo haber leído y sobre todo escuchado aquellas lindezas de aquellos majaderos bilbaínos a su paso por Burgos, cuyas gentes son hospitalarias y pacíficas como en casi todos los lugares y como les quisieron humillar. Siempre han sido unos provocadores y en esta ocasión, les salió un poco caro sus habituales tonterías.

No conocía lo de Castro, pero me alegro que los cántabros supieran dar la respuesta adecuado a su trasnochado e infantil colonialismo de barrio.

Siempre lo digo y repito una vez más, el problema es el complejo que tienen al verse inferiores, sobe todo culturalmente al resto.

Es evidente que aunque generalizo y como digo anteriormente, hay personas sumamente normales entre tantos fantasmas. Mis respetos para ellas.

Un cordial saludo.

KOKYCID dijo...

Tontos hay a cientos. Y como las setas, hay épocas y claros de bosque en los que abundan aún más.

Álvaro Tilo dijo...

Puers sí, Koky, el ser tonto no es patrimonio de nadie excepto de las propias personas una a una. Pero también es cierto que existe otra tontez que se contagia como la gripe y hay colectivos muy propensos a no dejarla pasar de largo y quedarse con toda ella porque acaban de descubir que su omligo es el único que es redondo.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Mucho complejo castellano veo por aqui...por algo será.
FDO: Alguien de Madrid (porque los de Bilbao nacemos donde queremos)