viernes, 25 de febrero de 2011

Alberti

Burgos, nuestra tierra, juega un papel muy importante en la vida de Rafael Alberti, aquí se publicaron sus primeros poemas y aquí acrecenta ese fervor mariano al que nunca renunció y que heredó de su madre.

Aquí, en la vieja Castilla, en nuestra provincia, en Silos; en una de sus visitas Alberti pasa por el Monasterio de Santo Domingo, donde hace amistad con fray Justo Pérez de Urbel, inisgne historiador burgalés. Allí recita a los monjes los tres sonetos de su “Triduo de alba”, y el Abad queda tan impresionado que, haciendo uso de una antigua potestad, concede ciento cincuenta días de indulgencia a todo aquel que los leyera o recitara con devoción. Fijaros lo que llegó a decir de este “triduo” el insigne Dámaso Alonso: “Yo que los sé de memoria, los he dicho tantas veces, que de indulgencias me he debido ganar por lo menos varios años: no dejarán de venirme bien.”

Sorprende a muchas personas, su devoción mariana. Todavía tiemblan las viejas paredes del edificio donde una Semana Santa en Sevilla a finales de los años 70 y en pleno congreso de los comunistas andaluces, sube al estrado Rafael Alberti y en unos extraordinarios versos se ofrece como costalero a la Virgen del Baratillo de la capital andaluza al tiempo que le llama “Camarada” a La Macarena de Sevilla.

No puedo por menos que repetir lo que ya dije una ocasión de él: Es genial hasta cuando no lo quiere serlo.

Pero es el mismo Alberti, cuando desde su exilio ve como en nuestra tierra se condenaba a muerte en 1970 y es entonces cuando escribe uno de sus poemas más escalofriantes mientras, según sus propias palabras, pensaba en las madres de esos seis jóvenes condenados a la pena capital por Franco en el “Proceso de Burgos”.

La rápida difusión del poema y el tono amenazante, hizo que llegara una copia a manos del entonces ministro, Alfredo Sánchez Bella, quien, según cuentan, se la leyó a Franco en pleno Consejo de Ministros.

CONDENA

Para: Izko, Uriarte, Larena, Gorostidi,

Onaindia, Dorronsoro. Condenados a muerte en el «Proceso de Burgos»


Si los condenas a muerte,

si los matas,

ellos serán los seis clavos

de tu caja,

los seis clavos de tu vida,

los últimos, si los matas.

Ellos serán los seis clavos,

los últimos de esa España,

que sólo sabe de muerte,

triste España

que sólo existe en el mundo

cuando de la muerte habla,

cuando sólo

por ti la mano levanta

para matar, pues la muerte

es la vida de esa España.

Pero los mates o no,

tu muerte esta ya cercana.

Ya estás muerto, muerto, muerto

ya en la tapa

de tu ataúd hay seis clavos

que la clavan,

que para siempre la clavan.


Aquellos condenados a muerte, fueron indultados; fueron los últimos indultados. Pocos años más tarde no tuvieron el mismo final, otros cinco jóvenes.

Ya sólo nos queda el imborrable recuerdo del maestro, ya nunca más volverá a recorrer toda nuestra provincia, ni nadie como él sabrá volver a escribir aquellos deliciosos versos, que un día ya muy lejano, allá por 1925…

PEÑARANDA DE DUERO

¿Por qué me miras tan serio,
carretero?

Tienes cuatro mulas tordas,
un caballo delantero,
un carro de ruedas verdes,
y la carretera toda
para ti,

carretero.

¿Qué más quieres?


Termino haciendo referencia a nuestro querido amigo, Atapuerqués; es un gran conocedor de su obra y de la vinculación burgalesa del maestro Alberti. Por él conocí momentos de su vida que desconocía.


17 comentarios:

Merino dijo...

Leí algo de "la arboleda Perdida " un poco autobiográfica, pero no fui capaz de acabarlo. Estos poetas del 27, creo que no llevan rima, en sus versos muy libres, pero con un gran contenido en su exposición. Lástima que las mujeres no se llevaran muy bien, y existiera tanto interés por su gran herencia, Su voz ronca, y su envidiable entonación, me sedujo siempre. En Argentina, dejó gratos recuerdos, el querido andaluz.

Atapuerques dijo...

¡Coño!, Alvaro. ¡Te has pasado!
¡Qué más quisiera que ser un gran conocedor de la obra del maestro Alberti!Tardamos mucho todavía en clavar esos seis clavos.
Su amor por la "burgalesa" María Teresa León le trajo en ocasiones por Burgos y fuimos unos privilegiados con su presencia por estas tierras.
Saludos

Temujin dijo...

Desconocia la vinculacion de Alberti con Burgos, la verdad. De su obra no puedo opinar pues soy un completo ignorante. Normalmente solo leo novela histórica...

Álvaro Tilo dijo...

Merino: Lo único que me atrevo a decir de Alberti, es que es un MAESTRO, y dicho esto, todos los demás adjetivos me sobran ya.

Hay muchos poetas, entre los que incluyo a muchos de la generación del 27, que descuidaron la rima y la métrica y sus poemas no sufrieron el encorsetamiento de las normas establecidas y sus versos van por libre. No obstante no es habitual en Alberti que eso ocurra. Hay poemas, los menos, en rima consonante pero la mayoría de su obra está en rima asonante como es el caso de “Condena” o de “Peñaranda del Duero”. Pero lo realmente importante, como bien dices, es el contenido y la poesía del gaditano, es en mi opinión, sublime, llena de sentido y mensaje. Otras personas puede que digan todo lo contrario y también tendrán razón o al menos habrá que respetarles su criterio.

Un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

Cuando tengas un momento de calma o la estés buscando, Atapueques, te recomiendo la lectura de su Triduo de Alba que recitó hace ya muchos ante los monjes benedictinos de Silos. Busca en la red, lo encontrarás seguro y además puedes escucharlo recitado por Nuria Espert, lo cual es un cualificado valor añadido. Estoy seguro que un día lo harás y entonces será el momento de darme tu opinión.

Pues sí, amigo, hay cosas en la vida de Alberti, principalmente de su vinculación con Burgos que las descubrí por ti, luego las he ido ampliando, pero sin haber recibido ayuda para subir el primer peldaño no hubiera sido posible llegar al segundo.

Un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

Temujín: Existió esa vinculación; empezó por los años veinte y terminó 50 años más tarde con su último poema dedicado a Franco por el Proceso de Burgos. Otra vez Burgos y en esta ocasión, por un tema muy especial.

Pero si has podido leer en la entrada, el poema sobre el carretero de Peñaranda, quiero si te apetece, tienes tiempo y ganas, que leas este otro, también pequeñito, sobre Aranda de Duero camino de Peñaranda. También hay otro de Miranda pero en la red no aparece y tengo que seguir mirando en los numerosos libros que tengo de sus poemas. Aparecerá.

Sobre Aranda, escribió:

DE ARANDA DE DUERO A PEÑARANDA DE DUERO
¡Castellanos de Castilla,
nunca habéis visto la mar!
¡Alerta, que en estos ojos
del sur y en este cantar
yo os traigo toda la mar!
¡Miradme, que pasa el mar!
Un cordial saludo.

KOKYCID dijo...

Se me borró todo el comentario.Y era largo... Te decía Alvaro que de Alberti sé poco. Lo asocio siempre (inconscientemente) a La Pasionaria, cómo si fuesen "Pimpinela". No puedo imaginar a uno sin la otra ni viceversa. Desconozco su obra. La devoción Mariana es algo que quién la sufre (yo, por ejemplo) no la puede, ni la sabe, ni la quiere explicar. Es bastante irracional, pero reconforta muchísimo. Yo de crío estaba preocupado porque "creía" más en la Virgen que en Dios (hoy ya no me preocupa lo más mínimo). Un saludo.

Álvaro Tilo dijo...

Hola Koky. De esas faenas de que se nos borre o desaparezca algo que habíamos escrito, creo que todos las hemos sufrido y el cabreo que te entra es de los gordos.

Las trayectorias de Pasionaria y de Alberti, son muy diferentes aunque les unió su militancia comunista y el haber presidido por razones de edad algo en el Congreso de Diputados de España, que en este momento no recuerdo.

Creo que les separaban muchísimas cosas pero a lo mejor me tengo que quedar en su forma de ser; eran muy diferentes.

Todos sus estudiosos nos hablan de su "devoción mariana" como algo singular y contradictorio, pero creo que esa contradicción es algo consustancial en muchas personas humanas y él lo encauzó como un motivo más a la hora de escribir y de idealizar.

En esta entrada he querido de alguna manera reflejar la dureza del poema dedicado a Franco por unas condenas a muerte con el recuerdo de aquellos entrañables versos dedicados a la Virgen del Baratillo (nombre popular como bien supones) de Sevilla o los dedicados a La Macarena en un acto del Partido Comunista de España o los versos delicados dedicados al carretero de Peñaranda o anunciando la mar a nuestros arandinos. Como todos los grandes, la pluralidad es su mejor bagaje.

Un cordial saludo.

María dijo...

Me has dejado con la boca abierta, ÁLVARO.


Bueno en realidad casi todos a los que os he leido:-)

Para empezar efectivamente que ALBERTI fuera devoto de la Virgen, es como si me dices que Carrillo era creyente... efectivamente no tiene nada que ver, pero siempre se asocia el ateísmo a las personas de ideología comunista.

Y me ha sonado de lo más dulce lo de KOKI ¡¡cómo me gusta que la gente en los tiempos que corren no se avergüence de contar estas cosas, porque parece mentira, pero es así y en un hombre aún más, si te conociera mi madre KOKI, así nada más verte ya te plantaba dos besos:-)

Y luego ATA un experto en Alberti... ¡¡voy de sorpresa en sorpresa!!

A mi sieeempre me ha encantado la poesía de Alberti, a parte de que la han musicalizado muchísimo, desde Paco Ibañez ( con su famoso a galopar), Serrat, Halffter.

Me gusta por lo su sencillez, es como la poesía de un niño, sin artilugios formales extraños, si habla de un marinero o una paloma o lo que sea, tal cual. Es impresionante ese poema de los condenados, tampoco tenía ni idea de su vinculación con Burgos.

Fíjate qué casualidad ALVARO tú el otro día hablando de tu estancia en Andalucía y ahora de la de un andaluz en Burgos...

Bueno pues yo te dejo, una de sus más famosos poemas en la voz de SERRAT

LA PALOMA


Muchos besos y mil gracias ALVARO.

Álvaro Tilo dijo...

Empiezo casi por el final, María y también tengo que reconocer que soy un profundo admirador de Paco Ibáñez, al que tuve el privilegio de escuchar en uno de sus últimos conciertos en Sevilla. Me habían advertido que había cambiado mucho y estaba muy deteriorado y así resultó. Nada que ver con hace años cuando estuve por primera vez escuchándole. Me produjo una gran tristeza ver el desgaste de una persona que tanto admiré y admiro y que tanto supuso para una generación. Pero allí estuvimos los que teníamos que estar arropándole y dándole las gracias por todo lo que nos dio, que fue mucho.

Pero, déjame María, que esta noche te deje a solas con Alberti, para que puedas sentir la emoción de escuchar al maestro. Yo me retiro. Quédate con Alberti y lee sus poemas si tienes tiempo, ganas e interés. Yo te lo aconsejaría, pero las opiniones ajenas nunca tienen por qué servirnos.

TRIDUO DE ALBA

I. Día de coronación

A mi madre

Sobre el mar que le da su brazo al río
de mi país, te nombran capitana
de los mares, la voz de la mañana
y la sirena azul de mi navío.

Los faros verdes pasan su diana
por el quieto arenal del playerío.
Del fondo de la mar, el vocerío
sube, en tu honor --¡tin, tan!--, de una campana.

¡Campanita de iglesia submarina,
quién te tañera y bajo ti ayudara
una misa a la Virgen del Carmelo

ya generala y sol de la marina!
La cúpula del mar, como tiara,
y como nimbo la ilusión del cielo.


II. Día de amor y bonanza

Que eres loba de mar y remadora,
Virgen del Carmen, y patrona mía,
escrito está en la frente de la aurora
cuyo manto es el mar de mi bahía.

Que eres mi timonel, que eres la guía
de mi oculta sirena cantadora,
escrito está en la frente de la proa
de mi navío, al sol del mediodía.

Que tú me salvarás, ¡oh marinera
Virgen del Carmen!, cuando la escollera
parta la frente en dos de mi navío,

loba de espuma azul de los altares,
con agua amarga y dulce de los mares,
escrito está en el fiero pecho mío.


y III. Día de tribulación

¡Oh Virgen remadora, ya clarea
la alba azul sobre el llanto de los mares!
Contra mis casi hundidos tajamares,
arremete el mastín de la marea.

Mi barca sin timón, caracolea
sobre el tumulto gris de los azares.
Deje tu pie, descalzo, sus altares,
y la mar negra verde pronto sea.

Toquen mis manos el cuadrado anzuelo
-tu escapulario-, Virgen del Carmelo,
y hazme delfín, Señora, tú que puedes...

Sobre mis hombros te llevaré a nado
a las más hondas grutas del pescado,
donde nunca jamás llegan las redes.




Dedicado la Virgen del Baratillo

«La Virgen del Baratillo,
sobre cuarenta costales,
sueña en la hoz y el martillo
para aliviar tantos males.

Dedicado a la Macarena.

Déjame esta Madrugada
lavar tu llanto en mi pena,
Virgen de la Macarena,
llamándote camarada.»

Flor del vergel sevillano,
sangre de tu santa tierra,
de la paz, no de la guerra,
jamás de Queipo de Llano.

Que tú no eres generala,
abogada del terror,
sino madre del amor,
lumbre que todo lo iguala.

Camarada, compañera,
de obreros y campesinos,
nunca de los asesinos
del pueblo que te venera.

Tú la representación
pura de la luz serena,
Virgen de la Macarena,
no de la provocación.

Muchacha de Andalucía,
la más clamorosa alhaja
de la sola cofradía,
de la gente que trabaja.

Solamente una última aclaración. La Virgen del Baratillo es el nombre popular de una capilla en el arenal sevillano junto a la Maestranza. Procesiona el Miércoles Santo y es una de las hermandades con más prestigio en la Semana Santa sevillana. Su nombre oficial es: Antigua y Fervorosa Hermandad de la Santa Cruz y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de la Piedad, Patriarca Bendito Señor San José y María Santísima de la Caridad en su Soledad. Casi “na”.

Un cordial saludo. Un beso.

ZáLeZ dijo...

Hola ALvaro:
Reconozco mi incultura y me considero un patán, pero cuando os leo lo que otros compusieron siento que me pierdo muchas satisfacciones, en este caso la poesía, pero solo sé una cosa, que leerlo de vuestros teclados me acerca mucho a ella. Gracias.
Un abrazo,

Álvaro Tilo dijo...

Hola Zalez: Recordando la copla…” todito te lo consiento, menos que faltes…” A LA VERDAD. ¡Por favor! Espero que nunca más vuelvas a empezar un escrito como lo haces hoy. Todos los que tenemos interés en seguir aprendiendo cada día, nos apoyamos los unos en los otros porque saber de todo es imposible y además siempre nos inclinamos por lo que realmente nos gusta.

Yo he aprendido mucho con tus relatos llenos de sabiduría sobre lo que nos ha dado la naturaleza y han hecho los hombres y ahora…das un paso nuevo al frente y te atreves con unos trabajos sobre el “románico” de tu patria chica que también es la mía y que tanto desconozco. Eres un ejemplo Zalez.

Creo de verdad que no somos patanes, porque de ser ciertas tus palabras yo también me tendría que colocarme en primerísima fila; creo que somos personas normales en busca de nuevos conocimientos porque tenemos necesidad de seguir aprendiendo como antes comentaba.

Un abrazo.

ZáLeZ dijo...

Hola de nuevo:
No te lo creerás, pero voy leyendo más poesía aquí que en años. No es broma.
Tienes razón en lo que dices...
Un abrazo,

María dijo...

¡¡ Casi na !! lo que me has dejado ÁLVARO

Mil graaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaacias.

Y fíjate a que horas te leo ( le leo a él, al maestro, como tú le llamas) precioso, precioso de verdad... creo que lo poquito que voy a poder dormir hoy me va a saber a gloria bendita con esto que me has regalado.


Un beso muuuuuuy gramdísimo ÁLVARO.

Álvaro Tilo dijo...

¡Adelante, Zález! sigamos caminando.

Un abrazo

Álvaro Tilo dijo...

Me alegro, María, que te haya interesado la lectura de algunos poemas "marianos" de Alberti. Hay otro precioso que no consigo dar con él y sé que lo tengo en algún libro.

Pensé al hacer esta entrada que el poema "Condena" iba a dar algún juego dialéctico interesante, pero excepto algún breve comentario, ha pasado desapercibido. Normal por otra parte.

Otro día te hablaré del poeta gaditano, Juanjo Téllez, y de sus breves pero hondísimos y geniales elogios que hizo a Alberti en el acto final en la XVIII Marcha a Rota ante las 75.000 personas que allí habíamos llegado andando desde El Puerto, patria chica de Alberti, en plena barbarie de la guerra de Iraq. Allí conseguimos escuchar los elogios al maestro, en un increíble comunicado a pesar del ruido infernal intencionadamente provocado por el vuelo bajo de varios helicópteros y cientos de hijos del pueblo armados y desafiantes.

Puede que el poema que más me guste sea: «¿Que dicen los poetas andaluces de ahora?» Hay una versión en cd del propio Alberti con Rosa León que es precioso, o de Jarcha, pero siempre para escucharlo después de haber leído el poema.

Un cordial saludo. Un beso.

Anónimo dijo...

Buenas tardes burgaleses: Soy del Sur del Sur ( nací en el Norte de Marruecos) y estoy felizmente casado con una burgalesa.Me une a vosotros mi admiración hacia el ingeniero del verso: Rafael Alberti.
¿ Cuántas veces llegué a cantar en Paris: A galopar y teniendo en el escenario, a una gran persona y cantautor, Paco Ibáñez.
Os qiero pedir un favor, sé que Rafael Alberti tenía una gran amistad con un maestro de Pradoluengo, sabeis algo al respecto?
Recibid un saludo afectuoso de un admirador de Burgos y de Rafael Alberti