lunes, 28 de marzo de 2011

Las anguilas de nuestros ríos.



Al final me dio más fuerte de lo esperado y lo que empezó siendo un fuerte catarro acabando acompañándome por todo el cuerpo. Total un auténtico coñazo del que parece me he recuperado ya bastante por no decir del todo.

Ayer domingo quise hacer una vida totalmente normal, salir a la calle, coger el cose, pasear…lo de cualquier día. Estuve paseando en el perímetro de un lago artificial que existe en Logroño y que curiosamente comparte recorrido con el Camino Francés a Santiago. Voy con frecuencia es un paraje natural impresionante, muy bien comunicado que puso en marcha hace ya años el gobierno de esa comunidad y que merece la pena. Magnífica obra de esparcimiento.

Mientras recorres por uno de sus múltiples paseos el lago, ves carteles anunciadores de las características del entorno y de la vida fluvial que hay dentro de él. Nunca me había fijado en una descripción que hacen de uno de los habitantes de esas aguas y que ayer “descubrí” por primera vez y que seguro muchos de vosotros ya conocéis.

Se trata de la misteriosa y extraña vida de las anguilas. Increíble lo que allí leí y adelantaban de forma totalmente resumida. Nada más llegar a casa, tuve necesidad de seguir leyendo las increíbles vicisitudes a lo largo de su vida de este desconocido y misterioso habitante de nuestras aguas dulces a pesar de que de niño las he visto pescar en barca, en otrora limpio río Ebro.

A modo coloquial tal como lo narraban, seguí leyendo que...

Las anguilas son unos seres que han fascinado a los naturalistas de todos los tiempos, empezando por Aristóteles, por la cantidad de enigmas que presenta su biología. Incluso en la actualidad siguen llenas de misterios sin resolver. Por ejemplo, sigue siendo un misterio cómo se orientan en el mar. Sigue siendo un misterio dónde están las anguilas en alta mar. Tan sólo hay documentadas cinco capturas y las cinco cerca de la costa.

Las anguilas viven la mayor parte de su vida en los ríos, los machos en la parte baja y las hembras en la parte alta. La salinidad influye en el sexo de las anguilas. Por ejemplo, en el mar Báltico, de baja salinidad, todas las anguilas son hembras. Las que permanecen en las aguas salobres de los estuarios se convierten en machos.

La madurez sexual llega en los machos entre los 4 y 8 años y a las hembras entre los 7 y los 12 y en ese momento, en otoño, se preparan para pasar la LUÑA DE MIEL EN EL CARIBE, EN EL MAR DE LOS SARGAZOS, EN PLENO TRIANGULO DE LAS BERMUDAS. Es allí donde se aparean, desovan y las larvas emprenden un largo viaje hacia los ríos de origen. Tras dos años y medio de viaje, cuando miden 75 mm y están a punto de convertirse en angulas, aparecen en las costas europeas. En España, entre diciembre y febrero.

Para poder conocer más de la vida de las angulas, planteaban a modo de preguntas cuestiones relacionadas.

¿Por qué hacen un viaje de 5.000 km para aparearse?

La respuesta final, segura, no la tenemos. Pero lo que si sabemos es que hace 140 millones de años el actual mar de los Sargazos era una zona pantanosa entre América y Europa que estaban pegadas. Se supone que las anguilas iban allí a reproducirse. No es inhabitual que ciertos animales tengan sitios especiales de apareamiento. Probablemente los machos estaban en la parte salobre y las hembras en las cabeceras de los ríos. Las hembras bajaban para aparearse y poner los huevos. Todo bastante normal. Pero, poco a poco, los continentes se fueron separando, y aquella zona pantanosa se fue alejando y haciendo cada vez más profunda. Cada vez más lejos y más profunda. Las anguilas se fueron adaptando poco a poco a la nueva situación. Debemos pensar que han pasado 140 millones de años.

¿Cómo es posible que resistan 5.000 km sin comer?

Antes de emprender el viaje de migración dejan de comer, su color se oscurece por el dorso y se hace plateado por el vientre, se le agrandan los ojos, se atrofia el tubo digestivo y acumula enorme cantidad de grasa, que llega a ser el 25% de su peso. Se han tenido anguilas cuatro años en agua salada sin comer y han resistido perfectamente; no sólo vivas sino activas. Es decir, que con la grasa que acumulan antes del viaje resisten perfectamente los dos años de viaje.

¿Qué edad tienen cuando se llaman angulas?

Son del tamaño que las vemos en los puestos de venta de pescados y su edad es tres años y medio aproximadamente.

¿Cuántos años llega a vivir una anguila?

Ya hemos dicho que emprenden la migración otoñal los machos entre los 4 y los 8 años y las hembras entre los 7 y los 12. Cuando llegan al mar de los Sargazos desovan y mueren. Eso en circunstancias normales, pero si no se las deja migrar entonces pueden llegar a alcanzar los 50 años.

¿A esa edad serán enormes?

Las anguilas hembras llegan a alcanzar más de un metro de longitud.

Las anguilas se encuentran en lagos que no tienen ninguna conexión con ríos que vengan del mar. ¿Cómo es posible que lleguen hasta allí?

Las anguilas son capaces de deslizarse como las culebras por suelo mojado durante varios kilómetros, y eso es lo que hacen; salen del lago y van reptando hasta el río que las llevará al mar y de allí al Caribe.

¿Y cómo respiran?

Tienen la piel con muchos vasos sanguíneos y respiran el oxígeno del aire a través de ella.

Aristóteles contaba que las anguilas aparecían en los lagos resecos tras la lluvia, ¿es cierto?

Cuando un lago se seca, las anguilas se entierran en el barro y se enquistan siendo capaces de sobrevivir varios años en ese estado. Así que cuando llueve aparecen “de repente”, tan como señalaba Aristóteles. Mejor dicho, de un modo parecido, pues Aristóteles decía que nacían del fango, no que se conservasen en el fango. Así que en Aristóteles hay una gran observación, las anguilas salen cuando llueve en un lago que lleva seco mucho tiempo, y un error: no nacen de las entrañas de la tierra como él creía.

Las anguilas europeas y americanas, ¿son la misma especie?

No. Y pensar lo contrario ha sido una de las grandes meteduras de pata de la biología del siglo XX. En 1959 un investigador estadounidense, de nombre Tucker, defendió con éxito que las anguilas europeas no podían hacer el viaje de 5.000 km sin comer que tenían que morir. Él defendía que las larvas las ponían sólo las americanas, que están mucho más cerca del mar de los sargazos. Y que después unas emigraban a América y otras a Europa. Sus ideas tuvieron gran aceptación, hasta que la llegada de los análisis genéticos modernos han demostrado sin lugar a dudas que son dos especies diferentes. En el año 2000 un grupo de investigadores alemanes del Instituto de Investigación en Biodiversidad, de la universidad de Rostock, publicaron un estudio sobre el ADN mitocondrial de ocho especies de anguilas -hay 16- y del estudio se deducía que las más parecidas eran las europeas y las americanas, pero que NO HABÍA DUDA de que ERAN DOS ESPECIES DIFERENTES.

Es más, recientemente, se ha descubierto que las anguilas americanas desovan en diferente lugar que las europeas. Las dos en el mar de los sargazos, pero no exactamente en el mismo sitio, sino separados unos cientos de kilómetros.

¿Y cómo saben las larvas americanas que deben ir a América y las europeas que deben ir a Europa?

He ahí un bonito enigma. La ciencia es así, no tiene respuestas para todo y es bueno que haya temas sin investiga para que algunas personas sean capaces de resolver.

Parece ser, según otra fuente que consulto, que el viaje lo realizan una vez en su vida y tras aparearse y desovar, mueren.



16 comentarios:

Temujin dijo...

Estudie la forma de reproducirse de las anguilas hace años. La verdad es que es impresionante, los recorridos kilométricos y que encuentren el MISMO río de donde salieron (esta demostrado). Cuando uno se pierde en un parque o un carretera y se acuerda de las anguilas parece un idiota.. ;D

Álvaro Tilo dijo...

Es cierto, Temujin, casi siempre nos creemos los reyes de todo y los animales nos dan lecciones todos los días.

Supongo que de joven, en algún momento estudié la vida de estos peces, pero lo tenía totalmente olvidado y de verdad que me alegro que una casualidad haya hecho el resto. Toda mi admiración y sorpresa se han puesto de manifiesto al leer su increibe odisea. Todavía me resulta increible.

Un cordial saludo.

Merino dijo...

Alvaro, qué trabajo más completo has realizado, buceando en el interesante mundo de la anguila. Acabo de volver de un viaje por Panamá donde me harté de pescado, pero ninguna anguila y menos angula. Lástima, que en el mundo, o no, las mismas especies sean de distinta categoría; He comido las mejores anguilas en Cantabria, en Barcena Mayor, su carne tierna, su piel churruscadita, su categoría de mar salvaje y río más o menos bravo, se hacían notar. y las peores del mundo mundial, y eso que llevaban bien de picante, las de la albufera de Valencia. Para tirarlas, imposible destetarlas de ese sabor a fango, a barro, daba pena haberlas matado sabiendo que eran tan malas. Debían tener como los 40 u 80 años, por lo menos. Y son de la misma o similar especie, pero que pena de diferencia "racial" con perdón. Saludos.

KOKYCID dijo...

¡Joder con las anguilas!. Interesantisima su vida. Tengo que volver para leer la entrada con más calma. Yo también conozco a otra especie que se hace un viaje de 5.000 kms para aparearse (pero van en apretados aviones, al "Todo Incluido" de algún complejo hotelero caribeño en sus viajes de novios).
Cambiando el tema, crucé el parque que mencionas en Logroño al hacer el Camino y es precioso.

ZáLeZ dijo...

Hola Alvaro:
Sorprendente la vida de las anguilas, y una buena ficha que nos has hecho de este animal tan misterioso.
Un cordial saludo

Álvaro Tilo dijo...

Bienvenido de nuevo, Merino, después de tu nuevo viaje.

Nunca he probado anguila, su anatomía en forma de reptil hace ya que la rechace. Mi mente trabaja muy rápida en ciertos temas y con esa forma jamás las probaría. Aunque sí recuerdo una cena en Valencia haber comido una ensalada con angulas.

Lo que está fuera de toda duda, es que sean de Cantabria, de la zona de al albufera o del Ebro; su vida es interesantísima y que nunca más volveré a comer crías de anguilas. Después de conocer su azarosa existencia merecen todo mi respeto y deseo de que su existencia sea larguísima y sin el peligro que supone para su especie, el depredador número uno: EL HOMBRE.

Un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

En la Red, Koky, tienen abundante información sobre la vida extraordinaria de las anguilas.

Como le digo a Merino, a partir de ahora y aunque las he comido en contadas ocasiones, nunca jamás volveré a probar una angula, merecen vivir.

Claro, el viaje de novios, suelen durar unas pocas horas de avión muy diferente a los dos años que estos seres tienen que padecer para al fin decirse: ¡TE QUIERO! y empezar su juego amoroso. Eso es amor, lo demás me temo que está muy descafeinado.

El Parque de la Grajera, de Logroño, es un espacio natural digno de verse.

Un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

Hola, Zalez: De vez en cuando cae en nuestras manos o ante nuestros ojos una información que por curiosa y en este caso a fe que lo es, quieres compartir. Ese ha sido el motivo de esta entrada.


La próxima va a ser, sobre los otros animales que vivimos erguidos y seguro que ya no podremos escribir curiosidades admirables de unos seres vivos. Lo destruimos todo.

Un cordial saludo.

María dijo...

Es curioso que trates este tema ÁLVARO,

verás, donde yo vivo, en TUI ( Pontevedra) pocos km antes de la desembocadura del Miño, en tiempos fue la mayor exportadora de angulas de toda España, no se si llegaste a ver la entrada que hice hablando de Tui.

Por lo visto hace muchos años, era tal la proliferación de angulas ( crías de la anguila) que alimentaban a las gallinas con ellas, imagínate. Es cierto que el viaje de retorno de la anguila es asombroso, pero a mi, aún me parece más increíble el del salmón que además al regresar a su lugar de origen tras nadar miles de kilómetros desde el mar a deshovar en el lugar en le que nacieron, deben remontar contra corriente río arriba, realizando un titánico esfuerzo que sólo logran 4 de cada 100 y los que logran llegar s su lugar de origen, mueren tras la procreación.

TE DEJO ESTO, VERÁS QUE IMPRESIONANTE

Los enigmas de la naturaleza son increíbles, qué sentido de la orientación ¡¡qué manera de llamarles y guiarles su instinto!! pero para animales curiosos, de los río, en concreto en nuestro Miño, te recomiendo que busques información sobre “la lamprea” es muy parecida a la anguila, sólo que su cabeza es horrible, un círculo dentado que clava en los peces para chuparles la sangre de la que se alimenta. Se dice que es un animal prehistórico. También es muy apreciada culinariamente ( yo nunca he sido capaz de probarla, seguramente, porque he tenido una horrible de regalo en mi bañera :-) su precio es elevado y cada vez escasean más...Lo esquilmamos todo anguilas y angulas, lampreas nuestros ríos entre la contaminación y la pesca desaforada se quedan vacíos.

Muchos besos ÁLVARO y espero que ya estés recuperado del todo de tu gripazo.


PD
Por cierto no te preocupes por tus despisten en mi blog, el sábado se me montó una bronca terrible en la entrada de Japón y para pararla no tuve más remedio que hacerla desaparecer, motivo por el cual coloqué la carta de ajuste, estaba tan alucinada y quedé tan harta que estuve a punto de dejar el blog, no soporto las broncas, menos sin esperarlas, ni saber ni por qué. Al final creo que se arregló todo a Dios gracias, a veces a la gente se les va totalmente la olla. Por eso tu despiste, a mi me hubiera ocurrido igual Álvaro :-)

Buenas noches, fíjate que hora es ya ¡¡ay Dios!!:-)

Atapuerques dijo...

Haciendo zapeo por nuestros innumerables canales de televión de la Tdt que nos han impuesto, me quedé con una imagen y ya escuché toda la noticia.
La imagen que llamó mi atención fue la de un cubo con angulas.¡En mi casa, de niño, entraban por cubos! Cierto es que en aquella época no eran un manjar exclusivo de gente con dinero.
Bueno, pues el reportaje en cuestión, trataba del tanto por ciento de angulas que los pescadores cántabros (no llegué a saber la localidad), debían de devolver al rio para que se convirtiesen en anguilas e hiciesen ese su vital recorrido.
Muy Curioso

Saludos

Merino dijo...

Álvaro, no quería que pasase este día 14 de abril, enviando un cordial abrazo con los mejores deseos de todo lo positivo, a tí amigo, y camarada en esta fecha tan conmemorativa de la Constitución republicana de 1931.
FELICIDADES

KOKYCID dijo...

¿"Onde" andas amigo...? Espero qué estes bien, un saludo.

María dijo...

¿Es cierto ÁLVARO? ¿donde te metes? espero que estés bien...

Un besito.

ZáLeZ dijo...

Hola ALvaro:
Qué es de tu vida?
Pasate por mi blog. Tienes un simbólico premio para tí.
Saludos,

Anónimo dijo...

Justamente hoy, 28 de junio, hace tres meses, que Alvaro, no escribe. Que si hay problemas de salud, llegue pronto la mejoría. Todos nuestros pensamientos más positivos, están ahí puestos. Si es Sevilla, el lugar de recrreo, continúe Ud, disfrutando, de esa bendita tierra.

A. Garcia Portela dijo...

Alvaro porqué no escribes?. Te echamos de menos.