lunes, 28 de junio de 2010

Carrión, Villalcázar, Frómista, Castrojeriz... Camino de Santiago



Llevaba tiempo queriendo hacer un pequeño viaje, de un día, pero siempre había un motivo que lo hacía imposible. Pero ¡por fin! ayer domingo pudo ser y fue.


Necesitaba volver a encontrarme con esas obras impresionantes que después de conocerlas una vez en imposible renunciar a no volverlas a ver nunca más.


Una vez en Burgos se planteaban dos caminos alternativos, el cómodo, el rápido que aunque conocía su existencia no había pasado ni lo he hecho todavía por él (Autovía a León) o por el de siempre, por el que en tantas ocasiones había pasado (Tardajos Olmillos de Sasamón, Melgar…) camino de Frómista. Decididamente había que seguir haciendo la ruta por la carretera siempre, con un ligero cambio; directamente y como primer destino: Carrión de los Condes para luego regresar a Frómista con una parada esperada y muy importante en Villalcázar de Sirga para después regresar hacía Burgos con otro alto en Castrojeriz. Todas ellas importantes ciudades en el Camino a Santiago.


Me sorprendió Carrión de los Condes, haría como unos 8 ó 10 años de mi última visita. Encontré una población limpia, cuidada, con muchos peregrinos. Impresionante volver a ver el frontis románico de la Iglesia de Santiago. Está claro que la provincia de Palencia cuida sus ciudades, sus monumentos y su entorno. Una nota alta para los de Pallantia.


Aunque había parado, nunca había podido entrar en la iglesia catedral de los Templarios, Santa María la Blanca, en Villalcázar de Sirga. Esta vez estaba abierta y pudo ser. Es impresionante. Me encantó a pesar de que el gótico me empalaga un tanto pero, este es diferente como lo son los dos arcos de la puerta principal en una románico tardío o un pregótico. Una maravilla y al igual que en Carrión; la pequeña población limpia y muy cuidada.


En la carretera que une Carrión y Frómista, que discurre junto al sendero para peregrinos era constante verles caminar en grupos o solitarios pero muchísimos... ahí estaban todos ellos camino de Santiago. Emocionaba verles con su paso firme y decidido.


A unos pocos kilómetros de Villalcázar, allí estaba sin haberse movido, Frómista y San Martín, la más impresionante iglesia románica que jamás haya visto. Han mejorado mucho el entorno y la ciudad que se la ve pujante y creciente aún dentro de su pequeñez y preparada para los peregrinos y los cada día más visitantes.


Entrada ya la tarde regreso a casa pasando por Castrojeriz, donde esperaba que visto el impulso que los palentinos están dando al Camino por su tierra, también lo estuvieran haciendo los responsables burgaleses en esta importante población del Camino. No la recordaba precisamente como una ciudad bien conservada y no me decepcionaron para nada; se cumplieron los peores presentimientos. Está sucia, muy abandonada, las calles estropeadas, sin asfaltar, las inevitables escaleras para salvar los desniveles de la ciudad están en un mal estado. Suspenso total y absoluto. No sé si la culpa es del municipio o de la Diputación o de los dos, pero igual da; no encuentro otro calificativo para el aspecto que ofrece Castrojeriz que el de dejadez. En otros tiempos, hace ya varios siglos, fue uno de los hitos del Camino, ahora...


El viaje resultó muy agradable, hizo mucho calor, fue impresionante volver a ver, “Tierra de Campos”, me encanta ese paisaje de las tierras de Castilla y de regreso, como buena semana de tormentas, también la tuvimos acompañándonos.




16 comentarios:

enrique dijo...

Me alegro que disfrutaras en Palencia y que todo estuviera tan bien hecho.
En mi desdoro, y a pesar de ser la cuna de mi padre y de ancestros míos, tan sólo he estado en una ocasión y en Palencia capital.
Mea culpa.

Álvaro Tilo dijo...

Esos "pecados" palentinos, pueden y deben ser perdonados y para ello nada mejor que cumplas la agradable penitencia de ir al menos a las tres poblaciones que comento en el escrito y después contarnos por aquí las experiencias del viaje.

Un cordial saludo.

KOKYCID dijo...

¡Que recuerdos! Hablas de la parte del Camino que quizás más me marco. ¡Hermosísima Castilla!.

Álvaro Tilo dijo...

Koky, ¿has hecho el Camino andando? Si es así, te felicito y te envidio por ser tan afortunado.

Toda Castilla es impresionante y lo será todavía más si los castellanos así lo queremos. Para mi, como les ocurre a todos los ciudadanos de cualquier rincón de este país, es un orgullo pertenecer cada uno a nuestra tierra, dentro de las TIERRAS de España y con seneridad les digo a los que quieran irse, que por mi parte ¡ojalá tuviera ese poder! les abriría las puertas de par en par con la única condición de que que no pretendan irse con el zurrón lleno.

Un cordial saludo.

enrique dijo...

Álvaro, a tu ultimo párrafo sólo puedo decir Amén.
La fascinación que ejerce Castilla es intensísima. Buena prueba de ello es que muchos de los intlectuales que la han cantado y admirado no son castellanos, como Antonio MAchado, Unamuno o Azorín.

Álvaro Tilo dijo...

Esa es una de sus grandezas, Enrique.

Somos, hemos sido tanto que nos asusta por impresionante, hasta nuestro propio pasado. Juntos, de la mano con el resto de todos los pueblos que se sienten españoles, hemos conseguido que nuestra contribución al mundo, con sus aciertos y errores, haya sido increible.

Un cordial saludo

KOKYCID dijo...

Lo camine el año pasado desde Roncesvalles y ha sido el viaje de mi vida (y por trabajo he viajado bastante).
Por mi como si quieren llevarse el zurron lleno, pero que dejen de incordiar.

Álvaro Tilo dijo...

Viaje completo, Koky, estupendo y no me extraña que haya sido el viaje de tu vida.

Fíjate, en lo del zurrón, casi prefiero que se lo lleven vacío, pero como bien dices, qué dejen de incordiar.

Un cordial saludo

Temujin dijo...

Buena ruta, aunque permite que te corrija en De Sigra es de Sirga

Temujin dijo...

Yo soy fanatico del Arte de los Godos; aunque el Romanico tambien me gusta. Me he estado leyendo un libro de como se construian las catedrales y pronto hare una entrada sobre el mismo...Un saludo y perdona la correccion..

Álvaro Tilo dijo...

Hola Temujín. Siempre agradezco sinceramente cualquier corrección a cuanto equivocadamente haya dicho, escrito o hecho; así que nada de disculpas y te emplazo a que tú o cualquier otro amigo, lo volvaís a hacer siempre que cometa un error. Ya lo he modificado en el comentario. GRACIAS

Será muy interesante tu entrada y la leeré con suma atención.

Me confundes un poco con el comentario que haces sobre el arte románico y el de los Godos.Ya me lo aclararás.

Un cordial saludo.

temujin dijo...

"Arte de los Godos" se le llamaba al Gotico... Por su origen frances...

Álvaro Tilo dijo...

Temujín, nunca he entendido muy bien esas definiciones. ¿De dónde nos llega el románico? ¿quién lo introduce? Ya sé que gótico viene de "godo" y románico de "romano", pero no dejan ser adjetivos de tiempos relativamente muy recientes y que el uno no es más que evolución del otro, como el románico y prerománico lo fueron del arte visigodo y ya ves de nuevo, godos y visigodos construyendo ermitas e iglesias bastantes siglos antes del gótico

Un cordial saludo.

Temujin dijo...

Personalmente pienso y cuando digo personalmente no hablo ex-catedra, que el Romanico fue una adaptación de la forma de construir templos (básicamente) paganos a construir templos cristianos. Desde que Constantino hiciera oficial el cristianismo en el Siglo IV, los representantes del mismo, tomaron como referencia los templos paganos y en muchas ocasiones los convirtieron en cristianos y en otras hicieron nuevas construcciones con similar método.
El Gótico nace en Francia y para mi modo de ver, aunque la disposición de los templos respecto a su orientación es la misma, el gótico no es una evolución, sino más bien una revolución.
Los templos pasan de ser lugares oscuros a estar bañados en luz, muros rasgados para instalar cristaleras de colores, evolución de las tallas que los adornan, altura y otras muchas cosas más hacen de este un estilo nuevo y brillante. La época del arte gótico, fue una época de esplendor en Europa, que se paro con la peste y la guerra entre Francia e Inglaterra.
A mi me gusta el gótico, por la luz, aunque ahora los movimientos juveniles en un alarde de ignorancia sin limites, señalen el gótico con el negro, como las hijas de Zapatero y es que hay que ser bobo o muy bobo...
El Gotico es luz.

Temujin dijo...

He visto una entrada nueva ¿"ande" andará?

Álvaro Tilo dijo...

Hola Temujín. Me temo que esté en algún rincón muy escondido del disco duro. No me gustó y como vi que nadie había hecho ningún comentario decidí eliminarla.

Acaba de poner otra, de un bonito viaje que hice ayer domingo.

Un cordial saludo.