viernes, 25 de junio de 2010

Las cosas que veo a diario.



Hay ocasiones en las que te paras a pensar en lo cotidiano en lo que te rodea en lo que ves todos los días e inevitablemente te lleva a hacer unas reflexiones que a veces es imposible asumirlas como noramles.

Hoy comentaré dos temas.

El primero, trágico y cruel por la consecuencias terribles que ocasionan que están viviendo y sufriendo miles, demasiados miles, de personas.

ES LA DROGA.


El vivir en una ciudad no muy grande (lo mismo pude ocurrir en las populosas donde tu vida la circunscribes a tu barrio) hace que conozcamos a muchas personas de nuestro entorno inmediato y sepamos sus problemas. Todos conocemos a jóvenes o no tanto que han caído en manos de las drogas y que están arruinando su vida y en demasiados caso la de su familia. Todos conocemos bares donde se facilita droga, todos sabemos que en determinados lugares públicos se vende droga, todos conocemos a “honrados” ciudadanos que se dedican al negocio de la droga, todos conocemos demasiadas cosas de la droga, TODOS menos la Policía y la Justicia… Porque una de dos; si lo saben como nosotros y no actúan, están cometiendo un delito por dejación de funciones y si no actúan porque no lo saben, entonces hay que pensar que esos mandos policiales no están capacitados para ser unos servidores del orden público.

Demasiadas cosas no funcionan bien.



PRONÓSTICOS DEL TIEMPO EN LA TELEVISIÓN VASCA.

Este otro tema, está también motivado por el lugar donde uno vive y por los vecinos que le han tocado en suerte.

Vivir en la frontera con otra comunidad tiene también sus ventajas e inconvenientes. Si el azar te ha puesto en la misma raya de la Comunidad Vasca, hace que conozcas y veas su TV, “sus peculiaridades” no exentas en demasiadas ocasiones de un egocentrismo que creo que obedece a un complejo de inferioridad que tienen y que tienen que intentar romper día a día para seguir manteniendo un montón de historias caducas y trasnochadas y de las que no voy a hablar para no hacerles gratuita propaganda desde mi tierra.

En la información de la aburrida TV vasca (No sé qué coño hacen las televisiones de Burgos y Castilla y León, comprándoles programas ¡De vergüenza!) a la hora del “Tiempo” siempre ponían el mapa de las provincias vascas más Navarra y sur de Francia y todo ellos sin hacer la más mínima delimitación comunitaria o fronteriza y sin señalar el territorio del burgalés Condado de Treviño que quedaba integrado en ese mapa. Todo era territorio vasco. Modificar esa “apropiación indebida” del territorio en tiempos del taifa Ibarreche y antecesores, era impensable. Siempre se pasaron por el “arco del triunfo” cualquier legalidad que supusiera merma en el protagonismo de los vascos. Ellos ni entienden y aceptarán jamás otra soberanía que no se la propia y al decir ellos, incluyo a nacionalistas, socialistas, peperos y resto de vascos y vascas.

Con la llegada de los socialistas al poder con el apoyo del PP, el tema cambió. En los mapas del tiempo se delimitan, las provincias, la comunidad y la frontera con los franceses. ¿Pero qué ha pasado? Que los vascos, sea cualquiera su ideología, lo primero que son, son: Vascos, lo segundo también, y lo tercero más de lo mismo y todos sin excepción ponen en práctica su enfermiza obsesión de quedarse con todo lo que puedan de los demás, sin importarles absolutamente nada los derechos ajenos. Son insaciables e igual se comportan sean nacionalistas, socialistas o peperos. Jamás se conforman con nada a pesar de ser los más beneficiados en todo. Pueblo más insolidarizo es imposible encontrar.

Pero aquí no acaba la historia ¿Qué empezaron a hacer los “sesudos” vascos, en el gobierno de Francisco López, con el mapa del tiempo en TV, en que inexcusablemente debía figurar el territorio del burgalés Condado de Treviño? Pues algo muy sencillo y que deja en evidencia muchas de sus habituales “cosas”. Colocan a diario sobre las líneas que marcan el contorno, SOLES O NUBES, dependiendo de la predicción y así hacer que pase desapercibido y no se distingan los límites para evitar la “afrenta” que les supone tener un territorio “extranjero español” en casa.

Menos mal que TVE y en los pronósticos del tiempo, está dando el protagonismo que se merece al Condado de Treviño.



4 comentarios:

Temujin dijo...

La droga no se quita, porque actúa como sedante del personal. Así se maneja mejor el ganado.
Si se quitase toda la droga del mercado (es posible),esto se convertiría en un campo de batalla. Así mientras el personal esta en "su mundo" no ve lo que le hacen en el real, cierta similitud con el fútbol tomado no como deporte, que lo es y bueno; sino como fenómeno que atropella la razón.
El Condado de Treviño es de Burgos y no hay nada más que decir...

Álvaro Tilo dijo...

Hola, Temujin.

Es evidente que es más cómodo y se controla mejor a los que han caído en las garras de la droga que a unos jóvenes protestando porque no encuentran trabajo.

¿Cuántos burgaleses sabrán algo de Treviño? ¿Cuántos sabrán que pertenece a la provincia de Burgos? ¿Cuántos sabrán ubicarlo en un mapa?

Un cordial saludo.

enrique dijo...

Lamentable ejemplo de la cretinización a la que nos han llevado el estado autonómico.
En fin...

Álvaro Tilo dijo...

Como bien dices, Enrique, la resurección de los cretinos es cada día más imparable y hoy. día de San Pedro, más que nunca se está poniendo de manifiesto en alguna parte de lo que un día fue España.

¿Te imaginas lo qué Larra hubiera escrito de lo que todos podemos ver a diario?

Cordiales saludos.