jueves, 6 de enero de 2011

Los canzolcillos de Juanito

Juanito, es mi amigo barman que cada día detrás de su barra de trabajo, me prepara un café o una copa de vino que son prácticamente las dos únicas bebidas que tomo. Nos conocemos hace ya muchos, muchos años y nuestra relación dejó hace mucho tiempo de ser profesional para convertirse en amistad.

Juanito, a pesar del cariñoso diminutivo, está ya en edad madura aunque parezca que por él no pasan los años.

Ayer, a la hora del café, estuvimos hablando un rato y en la conversación salió el tema de los Reyes Magos. Me estuvo contando que a su mujer, la iba a regalar el consabido frasco de colonia y algún electrodoméstico pequeño que quería para casa. Le pregunté por el regalo que esperaba recibir él y con voz solemne me dijo que este año lo tenía más claro que nunca: CALZONCILLOS. Me intrigó su rotundidad, así se lo dije y me habló del motivo por lo que así pensaba, con lo cual, y después de escucharle atentamente, tampoco yo lo pongo en duda: CALZONCILLOS.

¿Qué ocurrió? La semana pasada, fue acompañando a su mujer e hija a un bazar de chinos; mientras la madre y la muchacha se dedicaban a buscar algo concreto que necesitaban, él se quedó mirando en la zona de ropa de hombre. Estando en ese menester, aparecieron las dos y María (así se llama su compañera) le preguntó qué miraba. Juanito, le dijo que estaba viendo unos calzoncillos de colorines que le habían llamado la atención. Al instante, me seguía contando, observó como a ella se le iluminaron los ojos, al tiempo que esbozaba una ligera sonrisa. Le insistió en un par de ocasiones si le gustaban y mi amigo le dijo que sí, por lo que “blanco y en botella” es fácil suponer el final; y es que no se pueden dar tantas facilidades. En fin… este año, Juanito, tendrá por Reyes, es decir, habrá tenido hoy mismo, 6 preciosos calzoncillos a rayas y cuadritos que supongo le marcarán con todo rigor y vigor su virilidad al tiempo que le harán que explosione su ego varonil.

Tengo que esperar hasta esta tarde para tener certeza del regalo y si soy sincero, siento enorme curiosidad por el desenlace, que como ya habéis imaginado, os contaré otro día.


8 comentarios:

ZáLeZ dijo...

Hola Alvaro:
Los perfumes parece que son siempre los más recurridos cuando no se sabe qué regalar a un hombre, pero dar pistas a tu pareja para que te regalen unos bonitos calzoncillos modernos el regalo se convierte en satisfacción compartida porque en el fondo su pareja lo disfrutará más que él. Seguro.
Un abrazo y que no te echen un perfume como regalo de reyes, porque será un síntoma de desinterés. Ojo.
Un saludo cordial

Temujin dijo...

y ¿la corbata? ¿que pasa con la corbata?. Cuando le pregunten los amigos ¿que te ha regalado tu mujer? ¿se bajara los pantalones? ¿y si son amigas?. Problemas veo a este regalo. Un saludo

Álvaro Tilo dijo...

Pues no, no hubo perfumes, Zalez, pero sí el libro con el título: "El Castellano, disonancia latina con acento vasco" y con el subtítulo: "Valpuesta, cuna del castellano". Su autor, el "historiador" mirandés, Nicolás Dulanto Sarralde. Ha sido editado editado por la Fundación Cultural Profesor Cantera Burgos y la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León.

Su lectura (he renunciado a leerlo entero) me ha resultado es un auténtico fiasco, la decepción ha sido total y es en mi opinión, una afrenta a los lectores y editores. Está lleno de contradicciones y errores históricos y ... no quiero largar más.

Así, Zalez, que visto lo visto, mejor hubiera estado una colonia fresca.

Un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

Como Juanito no es hombre de corbata, a todos nos ha parecido bien que su "santa" le haya regalado unos espléndidos boxer de colores. Supongo que sin necesidad de bajarse del todo los pantalones, con un poquito basta, enseñará orgulloso las 6 joyas que vía Reyes Magos de Oriente puede lucir y enseñar a partir de ahora, en plan íntimo.

Gracias, Temujin por tu visita y un cordial saludo.

KOKYCID dijo...

Juanito es hombre de pocas ambiciones, ya podía haberse quedado mirando como las vacas al tren un Audi q-7 o una botella de Emilio Moro, pero no, va el hombre y mira unos calzoncillos. Pero bueno oye, si se conforma con eso, que los disfrute con salud y fuerza.

Merino dijo...

Que bien hizo tu amigo Juan, señalando solapadamente, lo que le interesaba. Yo he tenido 3 regalos ya cual peor. El que más me duele, regalé un dinero a un hijo, para la compra de "cierto" coche, pues me viene con otro completamente distinto, y me dice Sorpresa, AAAAAAH. el que no me gustaba. Me regalan un reloj de pulsera Tommy Hilfigger, saben que estoy débil, y el relojito , pesa casi 180 gr, en la muñeca, y grande y feo, como él solo´.
Me gusta la Hª, y me dan un libro sobre los Godos, Wamba, Pampliega, y otros pueblos, un tocho, que no hay quien lo trague, con lo bien que me habían venido, unos gayumbos de esos...
Saludos

Álvaro Tilo dijo...

Hola Koky.
Por lo que le he escuchado, no estoy muy seguro que mi amigo tuviera este año capricho de "encalzonarse" (vaya palabreja que creo me acabo de inventar) su fatalidad fue que se paró a mirar unos calzones en un momento totalmente inoportuno.

No es nada mal consejo el que propones y habrá que tenerlo en cuenta el próximo año. De momnento y a partir de mediados de diciembre, nada de acompañar a la familia a bazares de chinos y similares.

Un cordial saludo.

Álvaro Tilo dijo...

Tampoco te quedes con las ganas, Merino. Los Reyes también pueden venir con retraso (controladores, nevadas etc...)y nada impedirá que te regalen un par de calzones de muchos colorines y con dibujos de coches y motos como vi unos ayer mismo.

Lo de regalar dinero por anticipado...a veces suele tener consecuncias no esperadas y me tremo que en esta ocasión se han cumplido contigo.

En cuanto al reloj, tómatelo como arma defensiva llegado el caso de un intento de robo. No te quejes que no está nada mal el regalo.

En cuento a los reyes godos, seguro que nunca te aprendistes de pequeño la lista completa y por eso seguramente, te lo han regalado.

Has tenido, en mi modesta opinión, unos magníficos reyes, así que prohibido quejarse.

Gracias por tu vista y un cordial saludo.